Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tercer día de huelga en Saint-Gobain: los cuadros entran con ayuda de la Policía

La multinacional propone una compensación para el expediente de regulación temporal en Sekurit, que pretenden activar el jueves

El piquete informativo en la entrada principal de la fábrica de La Maruca. | Mara Villamuza

Los mandos de la fábrica de Saint-Gobain Cristalería acudieron ayer al trabajo, pero tarde, abucheados y con ayuda de la Policía Nacional. El piquete informativo organizado por el comité de huelga colocó su pancarta –“Aquí no sobra nadie. En defensa del empleo en Saint-Gobain”– a primera hora de la madrugada en la puerta del puente del apeadero de La Maruca. Poco después comenzaron a llegar los coches de los servicios mínimos y de los cuadros. Los primeros entraron a sus puestos, pero los cuadros fueron retenidos.

La Policía Nacional advirtió a los trabajadores sobre las consecuencias de no permitir el derecho al trabajo. Los trabajadores, tras una asamblea improvisada, acordaron abrir un pasillo, pero cerrarlo con la pancarta sujeta por tres conos. La caravana de los coches no se movió hasta que la Policía quitó la pancarta. Y la cola fue accediendo a las instalaciones. Les acompañaron pitos y gritos como “Aquí no sobra nadie”.

Verónica Otero, presidenta del comité de empresa de Saint-Gobain, junto a un trabajador. | Mara Villamuza

Este operativo se volvió a repetir a las dos de la tarde, cuando los cuadros habían terminado su turno: gritos, pitos, retirada de la pancarta por parte de las fuerzas de orden público. Los servicios mínimos recibieron aplausos de los trabajadores y los camiones que accedieron a la fábrica –cargados con materia prima– lo hicieron dando bocinazos que fueron respondidos con aplausos por los miembros del piquete. “Vamos a mantenernos aquí hasta que retiren los despidos: han caldeado el ambiente y estamos muy motivados”, señalaron desde el comité de huelga avilesino. El operativo en Arbós, la fábrica hermana de la avilesina en la provincia de Tarragona, “fue idéntico”.

Por la tarde, los representantes de los sindicatos y los de la empresa tuvieron la penúltima jornada de negociación del expediente de regulación temporal de empleos (la congelación de los contratos de manera eventual). Según ha sabido este periódico, la compañía ha presentado una oferta económica que supone una compensación de lo que abona el paro. La parte social tiene que decidir si acepta o no la congelación de los contratos de los 179 destinados en el departamento de vidrio para automoción. Y eso será esta mañana. Y es que, finalmente, el ERTE se va a quedar en siete días. La idea de la empresa es empezar a aplicarlo este jueves y alargarlo hasta el día 30, aunque existen dudas sobre si lo hará al final (el ERTE es una suspensión de contratos y la huelga también).

Y es que Saint-Gobain Cristalería defiende la congelación de los contratos de todos los trabajadores de su división de Sekurit porque, según asegura, la situación en que se encuentra la industria automovilística –de la que la multinacional es auxiliar– está dejando tiesas las cuentas del negocio de parabrisas, lunetas y cristales traseros (los productos que fabrica la compañía: los primeros, en Avilés; los otros dos, en Arbós, en Tarragona). Cuantifican el arañazo concretamente: cuando acabe el mes el vidrio almacenado costará 42 millones cuando, aseguran, no debería pasar de 35.

La negociación de los despidos también se va a desarrollar mañana por la tarde y el jueves por la mañana. En Avilés, mientras tanto, la huelga continúa.

Compartir el artículo

stats