Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Domínguez: "El origen de ‘los tubos’ de Llaranes es francés"

El historiador publica un estudio en la revista "Liño" en la que rescata la autoría de los antiguos centros escolares del barrio

Los «tubos» escolares de Llaranes.

El historiador y presidente del Centro de Estudios "Alfoz de Gauzón", Rubén Domínguez, ha publicado en la revista "Liño" de la Universidad de Oviedo un reciente estudio sobre la arquitectura prefabricada escolar de Ensidesa, los popularmente conocidos como "los tubos". El análisis titulado "Bueno, bonito y barato" repasa la historia de aquellos primeros centros educativos del barrio de Llaranes, el femenino abierto en el curso 1956-1957 y el de niños (1959) situado en la parte alta del poblado y una parcela próxima con parque infantil.

En su investigación, Domínguez consiguió dar con los creadores de estas escuelas, un equipo bajo la coordinación de dos directores de Obras Civiles de la fábrica, José María Díaz-Cases de Ardisana y Ricardo Sánchez Torres. El estudio incide también en que ese tipo de escuelas ya desaparecidas pueden tener un origen francés. "Tras un viaje de trabajo del aparejador Díaz-Cases a Francia para conocer el funcionamiento de diferentes cooperativas de agricultores, observó diferentes estructuras, con forma de medio cilindro que una vez finalizado el uso militar para el que fueron diseñadas durante los períodos bélicos del siglo XX, habían sido reutilizadas para nuevas funciones acordes a los usos del terreno", relata el historiador.

Domínguez: "El origen de ‘los tubos’ de Llaranes es francés"

Domínguez también menciona en su estudio a "los toneles de Diógenes", "unas viviendas para jóvenes con forma de barril realizadas en el campamento internacional de Artek (Rusia), en tiempos de la Unión Soviética", que eran estructuras similares a las de "los tubos" de Llaranes, que también existían en Versalles.

"Ninguno de estos singulares edificios ha llegado hasta nuestros días. La progresiva pérdida de interés de Ensidesa por su obra social acabó sentenciando estas instalaciones. Tras el cese de su uso escolar en 1978, se vieron sumidas en un profundo estado de abandono y deterioro del que jamás se recuperaron", señaló el también presidente del Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón, que pese a la demolición de los tubos sí se mantuvieron las zonas verdes del patio de recreo con su diseño original. Ya fuera del estudio, Domínguez manifestó que sería "sencillo reconstruir al menos uno, disponemos de los planos de esos singulares edificios".

Compartir el artículo

stats