Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oncóloga Elizabeth Arrojo dará nombre a la plaza de Juncedo

La médica fue reconocida por el Ayuntamiento como "Corverana ejemplar" el pasado año

Elizabeth Arrojo en la gala de «Corveranos ejemplares» de 2021. | Ricardo Solís

Elizabeth Arrojo Álvarez es una "Corverana ejemplar", galardón municipal que recibió el pasado año por su trayectoria. Ahora, el Ayuntamiento ha querido dar un paso más y la reconocida oncóloga dará nombre a una plaza pública en Juncedo, en la parroquia de Molleda. El currículum de Arrojo Álvarez es extenso. Actualmente es la directora Instituto Médico de Oncología Avanzada INMOA y doctora "cum laude" especialista en oncología.

Es más, recientemente, ha sido distinguida en la II Edición del Premio Nacional de Investigación, Ciencia e Innovación "Isaac Peral", y cuenta, entre otras distinciones, con el Premio Nacional de Medicina Oncológica, premio Oncóloga del año 2020 y 2021 y con el premio Europeo de Medicina Oncológica 2021.

El Pleno ha reconocido sus aportaciones y ha decidido reconocerla por su “extraordinaria trayectoria y ejemplo de su carrera profesional” y por eso, en próximas fechas, su nombre lucirá en Juncedo.

La homenajeada residió en Villalegre (Avilés) hasta los 8 años, sin embargo su infancia está vinculada a Molleda, donde el bar Sala, fundado por su abuelo, era el referente de la vida social de la parroquia, en la que luego residió hasta cumplir los 17 años y a dónde regresa siempre que puede.

Al margen de premios y reconocimientos, la corverana llegó a impulsar una técnica pionera en el Hospital de Valdecilla (Santander) para el tratamiento de cáncer de mama, que reduce de 33 a una las sesiones de radioterapia. Ese tratamiento fue exportado después a Estados Unidos, país en el que fue reconocida como "persona extraordinaria de las ciencias" categoría que otorgan a los premios Nobel. Actualmente, sigue de oncóloga a caballo entre Santander y Madrid, donde dirige el primer centro de oncothermia en España.

Compartir el artículo

stats