Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prevenir el suicidio y más psicólogos en primaria, objetivos del Plan de Salud Mental

El Consejero avanza que el documento, que verá la luz este año en Asturias, fija como prioridad la detección de trastornos graves

Asistentes al congreso de salud mental. MARA VILLAMUZA

Avilés es la cuna del tratamiento asertivo comunitario: un programa de atención gestado en 1999 y adoptado luego en diferentes comunidades autónomas que pasa por atender al paciente con enfermedad mental grave en su entorno. Del ETAC, acrónimo por el que se conoce este modelo de atención impulsado hace medio siglo en Estados Unidos, se habló ayer de largo en el Hospital Universitario San Agustín, que acogió el 18.º Congreso monográfico. En este marco, el consejero de Salud, Pablo Ignacio Fernández Muñiz, avanzó que el Plan de Salud Mental de Asturias echará a andar este año "con varias líneas estratégicas, con una visión integral, comunitaria, de atención preventiva, y basado en atención primaria como eje del sistema y no solo como puerta de entrada".

Este Plan incluye el "aumento progresivo" de psicólogos en los centros de salud de atención primaria y el propósito de atender la salud mental "antes de que se desarrolle un cuadro grave". Ante un cuadro grave, Fernández Muñiz valoró el papel de los equipos de tratamiento asertivo comunitario. El Consejo destacó, a su vez, que el citado Plan incidirá en la prevención del suicidio. "Sabemos que estas situaciones no solo ocurren cuando hay una enfermedad mental de base sino cuando hay circunstancias sociales muy difíciles", manifestó.

Destacó que Asturias registra la mayor tasa de suicidios del país, al nivel de algunas localidades francesas o de Centroeuropa. "A España le interesa todo lo que tiene que ver con la mejora en cuanto a la prevención del suicidio y Asturias especialmente, por eso estamos volcados en ello", sentenció antes de inauguración oficialmente el Simposio Nacional sobre Tratamiento Asertivo Comunitario en Salud Mental.

Avilés también es pionero en programas contra los suicidios: en el año 2019 se impulsó un protocolo de prevención y seguimiento de los suicidios, un proyecto con dos pilares fundamentales, atención primaria y Servicios Sociales. Desde el área de Salud Mental se implementó a su vez el programa de intervención en crisis con la participación de enfermería y de trabajo social "para atender aquellos casos con idea suicida más grave de forma más intensiva".

El responsable de Salud Mental del área sanitaria avilesina y "padre" tanto del programa de tratamiento asertivo comunitario como del protocolo antisuicidio, el psiquiatra Juan José Martínez Jambrina, destacaba ayer que las ideas suicidas son episódicas y tienen una duración determinada. "Si logramos arropar a quien las tiene durante ese revuelo, si la persona pasa esa tormenta, puede volver a la normalidad", señalaba. En Avilés se realiza un seguimiento intensivo a personas con orientación suicida detectada al menos durante tres meses "que es cuando se piensa que hay mayor riesgo".

Pandemia

Fernández Muñiz hizo mención a "vivencias extremas" en los últimos años motivadas, precisó, por el covid, que han afectado de manera directa o indirecta a todo el mundo, incluidos los profesionales sanitarios que "sufrieron la dificultad de poder cumplir con sus objetivos".

"Con el paso del tiempo sigue quedando la influencia en la salud mental de los efectos de la pandemia y eso obliga a adaptar y reforzar la atención sanitaria", subrayó el Consejo, al tiempo que ensalzó el programa de atención comunitaria en Salud Mental –conocido como ‘Modelo Avilés’ más allá de las fronteras asturianas– y recalcó que en Asturias no hay ninguna duda de que es necesario un sistema sanitario público "potente y de calidad, no uno que se base en seguros privados en los cada uno puede acceder a la calidad de atención dependiendo de las retribuciones que tenga".

A lo largo de la mañana, los expertos reunidos en el San Agustín defendieron prioridades para invertir el dinero público y un modelo de salud fuerte que aglutine cuidados sociales y tratamiento sanitario.

Compartir el artículo

stats