Rugby | División de Honor

El Belenos deja el Muro de Zaro y jugará en el estadio Yago Lamela

"Estamos muy contentos de venir al centro de Avilés", señala el presidente del club blanquiazul, Felipe Blanco

Felipe Blanco, Nuria Delmiro y Gerardo Álvarez, ayer en el estadio Yago Lamela. | María Fuentes

Felipe Blanco, Nuria Delmiro y Gerardo Álvarez, ayer en el estadio Yago Lamela. | María Fuentes / N. L.

N. L.

El estadio de atletismo Yago Lamela acogerá los partidos del Belenos en la División de Honor del rugby español. Así lo anunciaron ayer la concejala de Deportes de Avilés, Nuria Delmiro; el presidente del Belenos, Felipe Blanco, y el presidente de la Atlética Avilesina, Gerardo Álvarez, que escenificaron el buen entendimiento entre clubes y administración en el césped de la instalación.

El Belenos ve así allanado el único obstáculo que tenía para jugar en la máxima categoría: la falta de homologación del Muro de Zaro, donde jugaba hasta la fecha. Las obras para adaptar el campo de Llaranes a las exigencias de la Federación Española de Rugby eran muy costosas y no iban a poder culminarse a tiempo para el inicio de la temporada, por lo que el Gobierno local decidió buscar otra solución.

Finalmente, el acuerdo es que el escenario sea el estadio de atletismo, con el compromiso por parte del Belenos de no usarlo en entrenamientos muy intensos y de jugar los domingos por la mañana, cuando no hay actividad atlética.

"En el día a día no lo vamos a utilizar, seguiremos entrenando en La Toba. Ponernos de acuerdo en horarios creo que va a ser muy sencillo", opina el presidente del Belenos, Felipe Blanco, que se congratuló por "por tener la solución en casa y venir al centro de Avilés, igual hay gente que no se desplazaba a Llaranes y puede venir aquí y conocer un nuevo deporte".

El presidente de la Atlética Avilesina, Gerardo Álvarez, mostró su disposición de colaborar: "lo único que pedimos es que prevalezca la actividad de atletismo, habrá que convivir y dar solución a los problemas en cada momento". Por su parte, Nuria Delmiro señaló que "la alegría del ascenso trajo consigo un inconveniente importante. Temporalmente, mientras no tengamos otra opción en el Muro de Zaro, se va a jugar aquí".

Suscríbete para seguir leyendo