Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cifra de suicidios se contiene en el área avilesina: cuatro casos en lo que va de año

El equipo de intervención en crisis atendió a 339 pacientes y aplicó su protocolo en 228 ocasiones

Isabel Fernández Arias, junto al atril, explica la proyección, con Elena Lanza Quintana y Laura Pérez Gómez sentadas. | María Fuentes

El equipo de atención en crisis de suicidio del área sanitaria III ha conseguido mitigar el aumento de intentos autolíticos en la región. La intervención del grupo en domicilios, trabajos con el entorno y la familia del paciente y el hecho de ofrecer pautas para reconducir la conducta han ayudado a las personas que recurren a este servicio no tengan recaídas en sus tentativas de suicidio.

Desde 2018, el equipo de psiquiatras y enfermeras de salud mental atendió a 339 pacientes y llegó a aplicar el protocolo antisuicidios a 228. Todo, en una comunidad autónoma con una de las tasas más altas de este tipo de muertes.

La cifra de suicidios en el área sanitaria se contiene en lo que va de año con respecto a ejercicios pasados, teniendo en cuenta que se registraron cuatro casos frente a los 12 de 2021, los 6 de 2020 y los 11 de 2019, según los datos presentados ayer por Elena Lanza Quintana, médico residente de cuarto año de Psiquiatría en el simposio nacional sobre Tratamiento asertivo comunitario en Salud Mental, que se celebra estos días en el Hospital San Agustín. Lanza insistió en la importancia de la detección precoz para frenar suicidios.

Asistentes al simposio, ayer, antes de una ponencia. | María Fuentes

La psiquiatra Laura Pérez Gómez explicó los pormenores del servicio de intervención en crisis y su trabajo desde 2018, que busca "alternativas en el abordaje comunitario antes que el ingreso" de los pacientes con conductas suicidas.

Destacó la importancia de la atención telefónica y de las visitas a los domicilios y del seguimiento constante y necesario para analizar cada caso de las personas que recurren a este servicio situado en el centro de salud mental de La Magdalena.

La enfermera del equipo Isabel Fernández Arias destacó que a la hora de tratar con el paciente es importante "favorecer la expresión de sentimientos, no tratar de modificar el pensamiento, mantener la higiene del sueño y una dieta equilibrada,... se trata de empoderar al paciente". Después, puso sobre la mesa las 228 aplicaciones del protocolo antisuicidios a personas con una edad media de entre 44 y 47 años y que, entre otros asuntos, la familia, la pareja y el confinamiento de la vivienda explican sus motivaciones para intentar quitarse la vida.

Compartir el artículo

stats