Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La huelga de Saint-Gobain se alarga todo julio por la negativa de la empresa a retirar el ERE

CC OO señala al Gobierno del Principado: "No puede hacer sólo de notario: tiene que actuar, implicarse y no mirar hacia a otro lado"

José Manuel Zapico y Damián Manzano, ayer, conversan con trabajadores de Sekurit en huelga. | María Fuentes

La huelga de los trabajadores de la empresa Saint-Gobain Cristalería se va alargar todo el mes de julio. Los trabajadores de la multinacional llevan 13 días demandando a la dirección de la compañía la retirada del expediente de despidos (42 en Avilés, 51 en la planta de Arbós, en la provincia de Tarragona) y la presentación de un plan de industrial que garantice el futuro de las instalaciones de vidrio de automoción, pero no han obtenido la respuesta que consideran adecuada. Y es que la empresa ha respondido proponiendo "la posibilidad" –sólo la posibilidad– de montar en Tarragona (aún no se sabe nada de Avilés: queda para la semana que viene) "un centro logístico de distribución que daría servicio a sus clientes en el sur de Europa, emplearía al menos a 10 trabajadores".

Asimismo, ha presentado a los negociadores "un ambicioso" –así lo califican– plan de recolocaciones. Aseguran que la consultora LHH y la división de vidrio de automoción "manejan una bolsa total de 262 empleos disponibles, de los cuales 109 van dirigidos a operarios. 33 de estos son vacantes dentro del propio grupo Saint-Gobain".

La ampliación de la huelga ha sido acordada por las asambleas de huelguistas (en Avilés y Arbós). La propuesta es unánime por parte de los representantes sindicales que integra el comité intercentros (CC OO, UGT, CGT y CSI). De esta manera, el conflicto que estaba previsto que se iba a levantar el próximo día 8 continuará en las mismas condiciones (ocho horas por turno, es decir, el paro total entoda la fábrica) hasta el día 31.

"Esto no va de despidos, esto no va de bajas voluntarias, esto no va de prejubilaciones. Los señores de Saint-Gobain tienen que saber que esto va de plan industrial y de futuro", señaló José Manuel Zapico, el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO) en Asturias quien, junto a Damián Manzano, el responsable de la federación de industria, participaron en una asamblea con los huelguistas que se celebró ayer a mediodía en las puertas de la fábrica (el piquete dispuesto bajo el puente de la Feve informó ayer a todos los cuadros y oficinistas que quisieron desarrollar su derecho al trabajo sin mayores conflictos).

"La consejería de Industria, el Gobierno regional, tiene que tener claro que no puede ser un convidado de piedras en este conflicto", señaló el líder sindical. "El Principado no puede hacer sólo de notario: tiene que actuar, implicarse y no mirar hacia otro lado". Para el líder de CC OO es preciso mandar desde Asturias "un mensaje claro" al Gobierno central: "Cuando una multinacional decide en Europa cerrar un centro de producción siempre mira a España". Y esto es así, dijo, porque en este país hay "una legislación laboral que flexibiliza las posibilidades para cerrar empresas o deslocalizar sus actividades". En esta idea se sumó a la denuncia que hizo este jueves Pepe Álvarez, el líder confederal de la Unión General de Trabajadores (UGT), en la misma puerta de Saint-Gobain.

Para Damián Manzano, por su parte, la reunión de este pasado jueves –la de la posibilidad de instalar un almacén logístico en Tarragona– "fue un engaño y una decepción". "Después de que la empresa se comprometiera a poner medidas encima de la mesa, no presentó absolutamente ninguna y, en consecuencia, seguimos sin ninguna alternativa al plan de despidos".

Lo cierto es que la compañía presentó la posible instalación de un hub. Y nada más. "En una situación de merma financiera como la actual, no puede realizar ninguna inversión sin previamente realizar el ajuste que devuelva a la compañía a la senda de la rentabilidad, y la haga, a ojos de decisores e inversores, atractiva frente a otros emplazamientos europeos con los que compite dentro del grupo". Y es que el fondo Bluebell Capital –accionista de Saint-Gobain– pidió a mediados de mayo a la empresa que dirige Benoit Bazin “escindir, sacar a Bolsa o vender sus operaciones de distribución y centrarse más en su negocio de materiales de construcción”.

Zapico hizo un recuento de las empresas en crisis en Asturias: "La lista es larga". Mencionó a Vesuvius, Vauste, Danone, Alu Ibérica. El líder de CC OO aseguró que la dirección de la multinacional francesa "no se mueve de la idea de despedir" y aseguró: "Nosotros no nos vamos a mover de la idea de que esta huelga va de un plan de inversiones y de un plan industrial".

Los trabajadores de Saint-Gobian reciben este lunes al histórico sindicalista de CSI Juan Manuel Martínez Morala.

Compartir el artículo

stats