Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebelión en Luanco: denuncian la falta de medios del socorrismo por megafonía

El Ayuntamiento abre expediente informativo a los dos coordinadores del servicio tras reconocer que sabían de las críticas que se hicieron públicas

La playa de Luanco en una imagen de archivo. | M. Villamuza

La rebelión llegó a la playa de Luanco. Los socorristas denunciaron por megafonía y en varias ocasiones la falta de medios del servicio. No solo hablan de personal, sino de material y de que la lancha de salvamento no estará operativa este año. "Todas las playas cuenta con servicio mínimo, en la playa de Xagó el material es insuficiente, Antromero no tiene servicio de salvamento y es más que posible que se cierren más playas por la falta de personal, entre ellas, Bañugues y Luanco", leyeron los profesionales del salvamento playero desde su puesto. También expresaron: "Gracias a la maravillosa gestión del Alcalde, que no ofrece ninguna solución, no garantiza la seguridad en sus playas y tiene totalmente desatendido al servicio de salvamento. Muchas gracias por su atención y disfruten de un buen día".

Esa denuncia pública ya ha tenido respuesta por parte de la administración local: el Ayuntamiento ha abierto un expediente informativo a los coordinadores y lo pone en manos del secretario para que evalúe si puede utilizarse el megáfono para esos fines y si esos mensajes "desinformaban". Sobre la lancha, por ejemplo, el alcalde, Jorge Suárez, "está pendiente de ser tripulada por la carencia de titulación" del personal. "No prejuzgo nada", afirmó el alcalde, Jorge Suárez.

IU ve "injusto" el expediente porque el alcalde, Jorge Suárez, "tiene que solucionar un problema que es real, debe preocuparse porque que el servicio esté en condiciones para los profesionales y los bañistas, que tengan lo básico para desarrollar sus funciones".

Los profesionales dicen estar "bajo mínimos" y en la última reunión del 112 "comentaron la posibilidad de ir cerrando el servicio de acuerdo a su peligrosidad". Los socorristas advierten además que si hicieron esa denuncia pública fue porque les "importa el servicio" y defiende que en la queja por megafonía "no se falta al respeto a nadie" pese a haber menciones directas al regidor. "Hubo quejas sobre de la falta de equipos", afirmaron.

El Ayuntamiento convocó una reunión con los dos coordinadores del servicio, el responsable municipal de socorrismo, la concejala de Deportes, Mariana García, el alcalde, Jorge Suárez y el secretario. En ese encuentro, ambos coordinadores reconocieron que sabían que los socorristas leyeron ese comunicado con "quejas reales" y también que este año no habían solicitado una reunión con el Alcalde, si bien es cierto, que Gozón cuenta con un responsable propio para dirigir el servicio, que a su vez depende de Deportes.

Los coordinadores consideran que tras las polémicas de otros años "se habían rendido" de solicitar reuniones, teniendo en cuenta los veranos anteriores. "Nunca negué ninguna reunión", señaló Suárez. "Las quejas de 2020 fueron por la tardanza en el inicio de la campaña", añadió.

Gozón tiene ahora dos problemas relacionados con el socorrismo: el primero, centrado en la falta de personal para cubrir el servicio en todos los arenales y el segundo, la rebelión de los profesionales que reclaman disponer de los materiales básicos para garantizar la seguridad de los bañistas y ha derivado en polémica con el Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats