Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara y FADE abogan por «fortalecer» la unidad de las entidades empresariales

El presidente cameral y la patronal del automóvil exigen una formación para el sector y sus docentes adaptada a los cambios tecnológicos

María Calvo y Daniel González, ayer, durante su reunión en la FADE.

La Cámara de Avilés y la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) apuestan por «fortalecer» y «estrechar los vínculos» entre las organizaciones empresariales, como «demandan las empresas de la región». El nuevo presidente cameral, Daniel González, se reunió ayer con su homóloga en la gran patronal asturiana, María Calvo, para analizar la situación económica y empresarial de la comarca avilesina y de la región. Este encuentro, al que precedió otro con la patronal del automóvil, ASPA, se enmarca en la gira de González para presentarse a los distintos estamentos tras tomar posesión.

«Las empresas de la región nos demandan unidad. Por ello, es preciso reforzar lazos entre los representantes empresariales para defender los intereses generales de Asturias», señaló Daniel González tras el encuentro.

Esta declaración de intenciones se produce después de un periodo convulso entre FADE y las Cámaras de Comercio y que se trata de reconducir con la llegada de María Calvo a la presidencia de la patronal asturiana.

En el transcurso de la reunión se analizó la situación económica de Avilés, el territorio con mayor concentración industrial de España, y de Asturias en el contexto nacional e internacional. Según explicaron desde la Cámara de Comercio, «se analizó la repercusión presente y futura de la reconversión a una industria verde y sostenible», en la que jugarán un papel fundamental Asturiana de Zinc, ArcelorMittal y Fertiberia, y cuál será su efecto tractor en los sectores tecnológico y de innovación.

González recalcó que el 20% del PIB regional y el 30% del empleo industrial del Principado se concentran en la comarca avilesina.

El presidente cameral se había reunido previamente con el presidente de ASPA, y además de ahondar en la colaboración entre ambas organizaciones, se analizó el momento de crisis que atraviesa el sector, con escasez de repuestos y una caída de las ventas de vehículos nuevos que en Asturias es un 25% superior a la media nacional.

Los representantes empresariales también analizaron las dificultades para encontrar profesionales cualificados, y la necesidad de que se invierta en la formación de los docentes en la tecnología actual, que se debe de implantar en los centros para que los alumnos reciban conocimientos adaptados a las necesidades reales.

Compartir el artículo

stats