Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dejar ropa tendida y persianas abiertas, consejos contra los robos de verano en viviendas

La Guardia Civil atiende desde Avilés a siete concejos con una población superior a los 80.000 habitantes, que se duplica en esta época estival

Deje ropa tendida si se va a marchar un fin de semana o incluso algunos días más; no se le ocurra dejar llaves de la casa en un buzón, en el contador de la luz o debajo del felpudo, y si reside fuera del casco urbano, es una buena idea contar con un buen alumbrado exterior y al menos un perro bien adiestrado.

Estas son algunas de las recomendaciones de la Guardia Civil de cara a las vacaciones estivales, teniendo en cuenta que su ámbito de actuación es fundamentalmente la zona rural, donde las viviendas son unifamiliares y a veces en zonas poco pobladas. Pero en el caso de la comarca avilesina, tiene además otras singularidades.

Los efectivos de la Guardia Civil asignados al cuartel de Bustiello (Avilés) tienen encomendada la seguridad de un territorio mucho más amplio de lo que a priori pudiera parecer. Sus competencias abarcan las áreas rurales de Avilés, Castrillón, Corvera, Gozón, Illas, Soto del Barco y Llanera, además de la vigilancia exterior del Centro Penitenciario de Asturias, el puerto de Avilés y el Aeropuerto de Asturias. En total, una población superior a los 80.000 habitantes con una complicación añadida: en verano se duplica e incluso se triplica y cuadruplica en algunas localidades, como es el caso de Salinas y de Luanco, por poner solo dos ejemplos.

El incremento de la población sumado al amplio territorio que debe atender, lleva a la Guardia Civil ha solicitar ayuda a la población ante la posibilidad de un incremento de la delincuencia durante estos meses de verano, especialmente para evitar los robos en el interior de las viviendas. De ahí que haya publicado un catálogo de recomendaciones generales tanto para quienes residen en núcleos urbanos de su competencia como en la zona rural.

Una de ellas es cerrar la puerta siempre con llave, y no solo con el resbalón, y si es posible, que sea blindada o al menos con dos puntos de cierre y que resulte difícil que los ladrones puedan hacer palanca para abrirla.

Si se va a ausentar de la vivienda durante dos o más días, no es conveniente dejar las persianas completamente cerradas, ni desconectar totalmente la electricidad, y no comente que se va de viaje y menos en presencia de desconocidos. Si es posible, pida ayuda a un familiar o a un vecino para que de vez en cuando compruebe el estado de la vivienda y dé las luces.

Hay ciertas recomendaciones que la Guardia Civil también aconseja seguir cuando se está en casa, como la de no dormir con las ventanas abiertas si la vivienda carece de medidas de seguridad, como puede ser un sistema electrónico de alarma. Tampoco se deben dejar joyas ni materiales valiosos en las terrazas y porches, como pueden ser ordenadores o móviles. Y si se tienen objetos de valor, es recomendable fotografiarlos y, en el caso de los electrodomésticos, vídeos, aparatos de fotografía, y similares, es conveniente apuntar incluso el número de serie.

En el caso de la apertura de portones para el acceso a garajes, tanto comunitarios como a viviendas unifamiliares, es recomendable vigilar hasta que se vuelven a cerrar para asegurarse de que no acceden intrusos sin ser vistos. También es conveniente fijarse si hay vehículos desconocidos y apuntar la matrícula, y estar atentos por si se ve merodear a personas desconocidas en los alrededores de las viviendas. También es importante fijarse por si se detectan marcas en las puertas de los domicilios o en los portales.

Estas últimas recomendaciones son importantes ante la posibilidad de que actúen bandas itinerantes, que realizan varias horas de vigilancia para detectar las casas y pisos que están vacíos y desvalijarlos en cuestión de minutos, fugándose a continuación a otra comunidad.

Interior aumenta los efectivos para prevenir la delincuencia itinerante y las ciberestafas

Asturias entra en el listado de comunidades en las que el Ministerio del Interior refuerza el número de agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional durante los meses de verano. En concreto, en esta ocasión la "Operación Verano 2022" supone la incorporación de 62 agentes, de los que 24 corresponden a la Benemérita y 38 a la Policía.

Los refuerzos de efectivos se concentran en las zonas más turísticas de la comunidad. Así, las instrucciones dictadas desde Interior hacen hincapié en que "además de aumentar las actuaciones preventivas dirigidas a dar seguridad al fenómeno turístico, se intensifican los planes operativos frente a la delincuencia itinerante y a los robos en viviendas, ante la posibilidad de que se vean incrementados en época estival por el previsible aumento del período de estancia en segundas residencias u otros lugares de destino vacacional".

En el caso de los efectivos dependientes del cuartel de Avilés, se tiene en cuenta además que son los encargados de la vigilancia en el Aeropuerto de Asturias, donde también en estos meses de verano se incrementa el número de pasajeros.

Otro de los objetivos del operativo de refuerzo en el número de agentes es el de extremar la vigilancia frente a las ciberestafas, "que motivan la interposición de un muy elevado volumen de denuncias durante los meses estivales como consecuencia del incremento en esas fechas del uso de internet para reservar alojamientos, paquetes de viaje y otros servicios turísticos", indicaron desde Interior.

Compartir el artículo

stats