Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambia teme el colapso de Maqua y pide informes sobre la calidad de las aguas

La primera fuerza de la oposición en el Ayuntamiento de Avilés ve un riesgo cierto de colapso en la depuradora de Maqua –está pendiente de una reforma millonaria paralizada por trámites administrativos y las averías ponen en riesgo su correcto funcionamiento– y reclama, además de la ejecución de esa obra pendiente desde hace años, que se hagan públicos todos los informes sobre la calidad del agua en las playas y costas comarcales.

Cambia Avilés (CA) ya llevó la situación de la EDAR comarcal al Pleno del pasado julio, pero en la formación no se quedaron convencidos con las explicaciones del concejal de Medio Ambiente, Pelayo García, al que acusan de «lanzar balones fuera». La preocupación va en aumento al trascender, a través de los representantes de los trabajadores de la instalación, que la depuradora «se cae a cachos» y que el deterioro de las instalaciones y las averías continuas pueden provocar un colapso generalizado del equipamiento, la pieza clave de todo el saneamiento comarcal.

«Exigimos al Principado y al gobierno local que, además de dar un puñetazo encima de la mesa para exigir a Madrid una reforma inaplazable, hagan públicos y nos hagan llegar todos los informes, públicos o privados, que se hayan realizado en los últimos meses sobre la calidad de las aguas residuales, urbanas e industriales que se están vertiendo a nuestras cosas», manifestó ayer Juanjo Fernández, concejal de la confluencia.

Compartir el artículo

stats