Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cura de La Luz aprecia una creciente devoción por la patrona de Avilés

La figura mariana que se venera en la ermita inspira un libro de Julio García-Maribona

García-Maribona y Fernández Deniz. | María Fuentes

"Hay un aumento de la devoción a la Virgen de la Luz, y mayor seguimiento desde que se convirtió en la patrona de Avilés. Esto puede apreciarse en las festividades popularmente conocidas como la Luz de Mayo y la Luz de Agosto", asegura el párroco Juan Fernández Deniz, que junto a la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, acompañó ayer a Julio García-Maribona Rodríguez-Maribona en la presentación de su libro "La Virgen de la Luz".

"Desde que nací he tenido relación con la Virgen de la Luz y es algo que está incorporado en mi vida desde mi más tierna infancia", apuntó el escritor del libro, cuya finalidad –y puede que base para proyectos futuros– reside en facilitar a la ciudadanía un acercamiento a la Virgen desde una perspectiva diferente: "A mí me gustaría que hubiera un apoyo y aportación de historias sobre el tema de la Virgen de la Luz, para que deje de ser tan áspero y que se torne en un conjunto de vivencias y anécdotas particulares sobre sus devociones y advocaciones", añadió el autor, quien tomó de ejemplo aquellas madres que durante las complicaciones del embarazo acuden a la Virgen para pedir su amparo.

Compartir el artículo

stats