Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las fiestas de San Agustín tendrán por primera vez una zona de chiringuitos

La Unión de Comerciantes, por encargo de Festejos, asume el montaje de once jaimas donde hosteleros de la ciudad venderán bebida y comida

Ambiente festivo en las casetas de "Sabores de plaza en plaza". MARIA FUENTES

Las fiestas de San Agustín, cuyo programa de actividades se dio a conocer hace dos semanas, aún tenía un as escondido en la manga: por primera vez y con carácter experimental habrá zona de chiringuitos. No será un espacio al estilo de San Mateo en Oviedo, donde los chiringuitos son instituciones consolidadas, sino más parecido al formato que tuvo "Gastronáutica" en la ría en las pasadas fiestas del Carmen. De hecho, la entidad organizadora es la misma: la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca (Ucayc), a la que el área municipal de Festejos ha encomendado sacar adelante y gestionar el recinto hostelero. Se montarán once jaimas en La Exposición y abrirán al público a diario para vender bebida y comida entre el 19 y el 28 de agosto, desde las 12.00 horas hasta el fin de fiesta de cada jornada. Cada local podrá poner barra y mesas de terraza ajustándose a las dimensiones que establezca la organización y apruebe el Ayuntamiento. El nombre elegido para bautizar este nuevo formato de área lúdica es "Las barras de San Agustín".

La decisión de autorizar un espacio de chiringuitos en La Exposición –este año más que nunca el epicentro festivo de San Agustín– ha sido, según explicó a este diario la concejala de Festejos, Yolanda Alonso, fruto de varias "observaciones". En primer término, el análisis de experiencia pasadas de acontecimientos multitudinarios en La Exposición (conciertos, verbenas...) que desbordaron la capacidad de servicio y atención al público de los bares de la zona. Además, el convencimiento de que ampliar la oferta hostelera con un formato "popular y accesible" tendrá efectos disuasorios sobre la práctica del botellón. Y, en tercer lugar, el ánimo de "dar un mejor servicio a la ciudadanía que se acerque a La Exposición a disfrutar de las actividades festivas allí programadas este año".

Esta lectura "constructiva" que hace Festejos choca, a priori, con el malestar que ha generado la idea entre algunos hosteleros de Las Meanas y La Exposición, empresarios quejosos con el hecho de tener que compartir con más comensales la tarta económica que siempre supone la celebración de las fiestas patronales. Un malestar que se acrecienta por la imposibilidad de poner barras en la calle durante los días de fiesta, vieja aspiración del sector que choca de bruces con la ordenanza reguladora de espacios públicos.

Según ha podido saber este periódico, la Ucayc abrió durante el último mes un proceso público para dar a conocer el nuevo formato de los chiringuitos de San Agustín a los hosteleros, tanto a sus asociados como a los que no pertenecen al colectivo. De las once jaimas ya han sido adjudicadas diez, tres de ellas a hosteleros que no pertenecen a la Ucayc; la última está apalabrada, pero no firmada.

En todo momento se mantuvo el criterio de no adjudicar más una jaima al mismo empresario, pese a que hubo hosteleros que solicitaron el uso de dos. El derecho a utilizar cada jaima en la quincena grande de San Agustín se traduce en términos económicos en el pago a la Ucayc de 2.529 euros (IVA incluido), unos mil euros menos que lo que tuvieron que pagar los "arrendatarios" de los puestos de bebida y comida del Intercéltico o el Festival de la Cerveza, los dos últimos acontecimentos festivos que se han celebrado o se van a celebrar en La Exposición.

La Ucayc, por su parte, corre con los gastos del alquiler de las jaimas, conexiones a redes de luz y agua, pago de permisos y contratación, el día 28, de un DJ que animará la jornada. Durante los otros días que estará abierta la zona de chiringuitos la animación viene dada por la programación municipal de San Agustín: actividades infantiles y verbenas con las orquestas "Tekila", "París de Noia" y "Assia", entre otras ofertas.

La concejala de Festejos resalta que este añadido a las fiestas de San Agustín "no le cuesta dinero a los avilesinos" y confía en que contribuya a "diversificar la oferta hostelera" y se traduzca en "dar mejor servicio a los usuarios", en este caso las miles de personas que se espera que acudan a las verbenas programadas este año como platos fuertes de las fiestas patronales.

Compartir el artículo

stats