Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota llega al ecuador de la costera de bonito con el 54 % de la cuota disponible

"Tanto la segunda quincena de agosto como el mes de septiembre son épocas idóneas para capturar las mejores piezas", valoran desde la rula

Un bonitero atracado en la rula de Avilés MARA VILLAMUZA

La rula de Avilés recibió la semana pasada las descargas de 31 embarcaciones que subastaron, en total, 149.000 kilos del bonito del norte. "Van fluyendo las capturas", señalan desde la entidad. Pero, a diferencia de los últimos años, cuando por estas fechas ya se veía el final de la campaña por agotamiento de cupos, los pescadores solo han consumido el 45,6 por ciento de la cuota disponible de acuerdo a la aplicación Gestcuotas, que da respuesta a las necesidades de información del consumo de cuotas. El año pasado en agosto el consumo de cuota superaba el ochenta por ciento.

La situación parece favorecer los intereses de la cadena del sector pesquero, extractiva y comercializadora. "Tanto la segunda quincena del mes de agosto como el mes de septiembre son épocas idóneas para capturar las mejores piezas de bonito del norte y para su comercialización. Por otra parte, la localización de cardúmenes a lo largo de la costa cantábrica provoca que los puertos de desembarco estén muy repartidos", explican desde la Nueva Rula.

Destacan desde la mima entidad que también para esta semana la mayoría de comercializadores que adquieren productos en la Rula de Avilés ofrecen ofertas muy atractivas para el bonito del norte. "Estamos seguros que incentivarán un mayor consumo del rey del verano. A lo que hay que sumar el éxito que está cosechando la campaña ‘Verano Bonito’ que se desarrolla durante los meses de julio y agosto para disfrutar del mejor bonito directo de la rula de Avilés en todos los establecimientos de la comarca de Avilés", subrayan desde la lonja avilesina, que agradecen el trabajo de embarcaciones, personal y agentes externos que intervienen en las descargas, clasificación y etiquetado de la mercancía "para completar con éxito el volumen de producto y embarcaciones manejados".

Esta madrugada está previsto que siete lanchas vendan en Conde de Guadalhorce 50.500 kilos de bonito del norte. Este pescado, inciden desde la rula de Avilés, se captura con el arte de pesca denominado curricán o cacea, que consiste en lanzar varias líneas con un señuelo que imite a un bocarte o una sardina y llevarlas al arrastre. "Está considerado el arte de pesca más selectivo que existe porque los peces se capturan uno a uno", apuntan, y apelan al criterio del consumidor para elegir pescado de la lonja avilesina con etiqueta "de confianza".

Compartir el artículo

stats