Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dueños de perros, de la nueva norma: "Suma prohibiciones sin nada a cambio"

Reivindican, ante la entrada en vigor de la ordenanza el próximo día 25, espacios adecuados para las mascotas: "Lo que hay es vergonzoso"

Avilesinos concentrados con sus mascotas este martes en el parque de Ferrera. | María Fuentes

La nueva ordenanza que, a partir del día 25 de este mes, será de obligado cumplimiento para los dueños de animales en Avilés trae de cabeza a los propietarios de perros: lamentan que la norma sume prohibición tras prohibición sin dar, a cambio, y entre otras muchas cosas, espacios en condiciones para que las mascotas puedan jugar y correr sin riesgos. "Lo que hay es vergonzoso", señalan, en alusión al espacio habilitado para mascotas en La Magdalena, muy deteriorado.

Los dueños de perros, de la nueva norma: "Suma prohibiciones sin nada a cambio"

De poco les vale a estas alturas, dicen, que el gobierno dé "dos o tres meses" de moratoria para que los vecinos "conozcan y asimilen" el contenido de un texto que distingue entre infracciones muy graves (conllevan multas de hasta 3.000 euros), graves (de hasta 1.500 euros) y leves (de hasta 750). "Recogimos firmas, miles de firmas de gente que espera y desea que se establezcan zonas legales donde poder soltar a los perros, ya no sin quejas de los vecinos y viandantes, sino sin miedo de que se puedan llegar a escapar y puedan jugar sin riesgos. Esas firmas dejaron de recogerse y de presentarse en el Ayuntamiento porque en el borrador (de la ordenanza) se hablaba de establecer esas zonas u horarios determinados donde sacarlos, haciéndonos creer que así lo harían. Nada más lejos de la realidad. Nadie presentó alegaciones, que sí quejas, puesto que la nueva ordenanza es bastante correcta, salvo el punto de las sanciones, superiores a los 700 euros en las leves: compensa más conducir borracho que soltar a tu perro en una zona no permitida", lamentan los dueños de perros de Avilés, que han hecho piña por el bienestar de sus mascotas.

Los dueños de perros, de la nueva norma: "Suma prohibiciones sin nada a cambio"

El problema, recalcan, deriva una vez aprobada la ordenanza que próximamente entrará en vigor. "El borrador indicaba la posibilidad de realizar un estudio para poder crear esas zonas específicas para los perros, pero nada se sabe ni se espera, solo tenemos un parque canino en Avilés que está completa y absolutamente dejado, y en el extrarradio, mientras parques como el del Ferrera, el Muelle, la Magdalena, Llaranes o Versalles, incluso en Jardín de Cantos, en la zona del polideportivo, podrían ponerse unas vallas para que puedan estar sueltos en un pequeño tramo sin riesgo de que salgan a la carretera", puntualizan.

La nueva ordenanza municipal considera incumplimientos muy graves, por ejemplo, incitar a los animales a atacarse entre sí o carecer de licencia en el caso de los perros peligrosos. Entre las sanciones graves se encuentran el abandono de animales, llevar perros potencialmente peligrosos sin bozal, tener las mascotas sin identificar o mantenerlos "de forma permanente atados o inmovilizados". Conllevarán sanciones de hasta 750 euros acciones como no recoger los excrementos.

Compartir el artículo

stats