Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cogersa aspira a diferenciar su biogás del fósil y venderlo como combustible "verde"

El consorcio de gestión de residuos produce al año del orden de 30 millones de metros cúbicos

Paz Orviz, ayer, en La Granda. | M. F.

El consorcio de gestión de residuos sólidos de Asturias (Cogersa) sigue con especial atención la acción gubernamental para crear un sistema de garantías de origen para los gases renovables como el biogás o el biometano, que permitirá a los comercializadores y consumidores diferenciarlos del gas de origen fósil. La razón de ese interés es que Cogersa, cuya gerencia desempeña Paz Orviz, produce cada año en Serín del orden de 30 millones de metros cúbicos de biogás –que serán más cuando en 2023 entre en funcionamiento el sistema de captación de biogás de la planta de basura bruta– y aspira a poder comercializarlo como combustible que podrían usar, entre otras, industrias como Arcelor.

De los pasos que se están dando para certificar el origen y la calidad del biogás y asimilados habló ayer en los cursos de La Granda Tomás Arrieta Carrillo, adjunto a la dirección general de Enagas GTS, la sociedad a la que el Gobierno ha confiado la gestión de las garantías de origen. "Este 2021 ha sido un año frenético en producción legislativa y reglamentaria en relación a los biogases y si los plazos se cumplen la seguridad jurídica plena será una realidad en marzo de 2023", declaró el asesor.

Por su parte, la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), Marta Gómez Palenque, destacó el papel de Cogersa en el proceso de transición ecológica: "Va a biometanizar los residuos orgánicos de los hogares de la región, de modo que contribuirá al proceso de descarbonización de la economía asturiana".

Compartir el artículo

stats