Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tormenta de aplausos para Dacal en Avilés: el medallista olímpico, con ELA, recibe un emotivo homenaje

El deportista acudió al acto visiblemente emocionado y en silla de ruedas

Dacal recibe los aplausos de los participantes en la Carrera Popular de Llaranes. MARA VILLAMUZA

Los aplausos ganaron a los truenos este sábado en los alrededores del Campo de La Toba, punto de partida de la 8.ª Carrera Popular de Llaranes. Una ovación se llevó en la salida de la competición el medallista olímpico Enrique Rodríguez Cal "Dacal II", a quien fue dedicada la prueba que se enmarca en las celebraciones de las fiestas de San Lorenzo.

Dacal asistió al homenaje visiblemente emocionado y en silla de ruedas, acompañado por varios familiares. El de ayer en Llaranes fue el primer acto público en reconocimiento de su carrera desde que trascendió que padece una enfermedad degenerativa de la que empezó a sufrir síntomas hace unos meses.

Corredores por las calles de Llaranes. MARA VILLAMUZA

Tras la ovación, comenzó la competición por las calles de un Llaranes en fiestas y marcada por una tormenta estival con chaparrones intermitentes. Decenas de corredores (más de un centenar, según la organización) se unieron a la carrera en honor a Dacal, que dará nombre al polideportivo de La Toba.

Pendiente de fecha sigue el homenaje que le está preparando por el Ayuntamiento y que incluye la instalación de un busto, obra de Amado González Hevia (Favila). Hubo entrega de premios, pero el mayor trofeo fue para Dacal. Se llevó un ramo de flores, el cartel de la carrera, una camiseta y el cariño de las gentes de Llaranes y de cuantos se sumaron a la carrera en su honor en la víspera de San Lorenzo.

Compartir el artículo

stats