Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El renovado plan para sacar al mercado pisos en alquiler florece con 29 contratos

El año pasado se cerraron la mitad de transacciones y el gobierno local ve una buena acogida tanto de arrendatarios como arrendadores

Escaparate de una inmobiliaria de Avilés. LUISMA MURIAS

El renovado plan del Ayuntamiento de Avilés para sacar al mercado pisos en alquiler toma impulso. En lo que va de año se han suscrito 29 nuevos contratos, más del doble de los firmados en todo 2021 (entonces no se superaron los trece). Desde el gobierno local consideran que estas cifras constatan "la buena acogida" que tanto arrendatarios como arrendadores están dando al renovado plan municipal, una iniciativa puesta en marcha de forma pionera en Asturias en 2012 y que se actualizó en la recta final del pasado año para aportar mayores garantías a la gestión de la oferta y la demanda de viviendas de alquiler en la ciudad.

"Este es un programa ambicioso que pretende poner en el mercado del alquiler esas viviendas que llevan tiempo vacías. Estamos satisfechos con los resultados que hemos obtenido hasta el momento, por qué no decirlo, pero tenemos que ser realistas y entender que al final, la difusión del programa es muy importante para tener éxito. El boca-oreja va a ser determinante para ello. Confío en que, según las propiedades vayan conociendo el programa, muchas más se animen a entrar en el mismo", apunta el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Avilés, el socialista Juan Carlos Guerrero.

Son dos los principales objetivos del programa que gestiona la Oficina de Vivienda de Avilés (OVA): facilitar que las viviendas vacías del municipio, de titularidad privada, se incorporen al mercado del arrendamiento a través de un sistema de garantías para los propietarios, y ofrecer un precio asequible, entre otras ventajas, para las personas arrendatarias.

Para dar confianza y tranquilidad al propietario, y así fomentar su participación en el programa, se ha establecido un sistema de garantías, cuyo coste asume la Oficina de Vivienda, en forma de pólizas de seguros que garantizan el cobro de la renta (12 meses), los posibles desperfectos al quedar libre la vivienda y la asistencia jurídica, además de un seguro de Responsabilidad Civil para el inquilino. A los posibles inquilinos se les exigen unos ingresos mínimos que demuestren su capacidad de pago del alquiler, contrato indefinido y que el importe de la renta no supere un tercio de sus ingresos netos mensuales. Si no se cumple alguno de los requisitos, se ofrece la posibilidad de presentar un avalista.

A cambio de las garantías ofrecidas, la Oficina de Vivienda establece unos precios máximos de los alquileres según la zona en la que se encuentre la vivienda, garantizando precios más competitivos que en el mercado actual. El programa, a través de las garantías ofrecidas a arrendadores y arrendatarios, busca incrementar la oferta de vivienda en el municipio, de modo que los precios de los arrendamientos puedan disminuir y que posibilite que los demandantes de vivienda puedan disponer de mayores opciones de acceso a una vivienda en alquiler asequible.

Además, por parte de la Oficina de Vivienda de Avilés, se pretende facilitar y garantizar a la ciudadanía el acceso a la información, y para ello, cuenta con un portal web inmobiliario alojado en el portal municipal.

En la actualidad, son nueve los pisos en alquiler que se publicitan dentro del programa "Avilés Alquila". Están situados en El Carbayedo, La Luz, Versalles, Valgranda, El Pozón y El Quirinal. Tienen entre uno y cuatro dormitorios y los precios oscilan entre los 300 y los 500 euros al mes.

Fuentes municipales recuerdan que la participación como inquilino o inquilina en el programa "Avilés Alquila" es compatible con la solicitud y percepción del Bono Joven, una ayuda económica al pago de la renta de alquiler de vivienda lanzada recientemente por el Principado de Asturias.

El objetivo del Bono Joven es facilitar el disfrute de una vivienda o habitación en régimen de alquiler o de cesión de uso a las personas jóvenes con escasos medios económicos, mediante el otorgamiento de ayudas directas a las personas arrendatarias o cesionarias.

Compartir el artículo

stats