Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amy Winehouse y Michael Jackson, una marioneta y un concierto para todas las edades

El Niemeyer acoge "Los 40 Ídolos", un "show" musical "como un cuentacuento" en el que los niños aprenden música y los padres disfrutan

Una imagen promocional de «Los 40 Ídolos».

La canción más icónica de Amy Winehouse es la de "Rehab", la que se le saca de su garganta un "No, no, no" de contralto. Una leyenda. Así es como va a aparecer este domingo (20.30 horas) en el escenario de la plaza del Niemeyer. Protagonizará uno de los números de "Los 40 Ídolos", "un espectáculo musical como un cuentacuentos en el que los niños aprenden música y los padres disfrutan". Este que habla es Enrique Fernández, el cocreador del "show" que cierra el calendario musical de las fiestas de San Agustín.

El planteamiento del montaje es fácil. Sale a escena la marioneta Classy que es la que se encarga de introducir el número musical que viene a continuación. Así pasa con la británica de la clínica de rehabilitación o con el Rey del Pop, con Michael Jackson, que es otro de los episodios del montaje que despide las fiestas patronales.

El recorrido musical es de más de medio siglo. Empieza Elvis, siguen "The Beatles", suenan "The Rolling Stones". "Esto viene de ‘Rock en familia’: rock duro. Yo soy uno de los músicos que hace de ‘ACDC’. Llevaba a mis hijos y ellos decían que su padre tocaba en la banda", se ríe el creador del montaje para todas las edades que retoma en Avilés la carrera que había quedado aparcada estos meses pasados. "En el palacio de Vistalegre juntamos a como mil personas", asegura. La cita del Niemeyer, como la promueve el Ayuntamiento, es gratuita.

Enrique Fernández está convencido de que los niños desde tres años en adelante "y sus padres" se lo pasan en grande escuchando las versiones más clásicas de los más clásicos de la música de este siglo y del pasado.

La interacción con los más pequeños es absoluta de tal modo que los organizadores del montaje musical proponen juegos con los niños y con sus padres. "A ver quién grita más, por ejemplo", señala el cocreador del espectáculo por el que pasan también los temas más populares de "Bon Jovi", de David Bowie, de Madonna, y hasta de "Queen". De los ingleses versionan "We will rock you", una canción que exige de los coros rítmicos de todos los espectadores. "Los niños se meten en la noche como si nada", destacó Fernández.

En el mismo escenario que estrenó Woody Allen quienes cantarán mañana serán los "Café Quijano".

Compartir el artículo

stats