Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés se mueve con Fonsi

La Banda de Música estrena ritmos latinos bajo la batuta de Xuan Llaneza mientras el público se sumergía en la víspera del patrón en el mercado medieval

Tres imágenes de la ambientación, ayer, en el mercado medieval en el casco histórico de Avilés. | Mara Villamuza |

"Ahora vamos a interpretar una canción que no necesita ni presentación", afirmó el director de la Banda de Música de Avilés, Xuaco Llaneza, durante el concierto ofrecido en la mañana de ayer en el Parche. Los ritmos latinos del famoso sencillo de Luis Fonsi con Daddy Yankee, pusieron a la multitud avilesina a bailar al son de "Despacito", un clásico del reggaeton. Jóvenes y mayores disfrutaron de las melodías ofrecidas por esta agrupación musical, así como los pasodobles, las rumbas, las versiones del pop-rock y las bandas sonoras.

Sobre estas líneas, el director de la Banda de Música, Xuacu Llaneza, a la batuta. En las imágenes inferiores, ambiente en el mercado medieval y público en el mercado de ganados durante el arrastre de bueyes. |

María Luisa López, estuvo dándolo todo desde su silla de ruedas, mientras su cuidadora la hacía girar de un lado al otro sintiendo la música: "Me encantan todas las actividades que ofrece San Agustín", destacó López, señalando que la programación en horario mañanero resulta muy favorecedora para todas las personas mayores que no podían acudir a los fuegos artificiales de la noche. "La verdad que tocan muy bien y anima la ciudad bastante", aseguró la ovetense Maite San Millán, que viajó a Avilés junto a sus hijos Javier y Pablo Pérez, de 13 y 10 años, respectivamente: "No sabíamos que había todo este ambiente en la ciudad, es una maravilla", concluyeron.

Mara Villamuza

"Está muy guapo todo lo que organizaron", aseguró el matrimonio formado por Teresa Marcos y Nacho Castillo, procedentes de Toledo: "Llevamos todas las fiestas de San Agustín por la ciudad y la verdad que da gusto ver como está todo, sobre todo el mercado medieval".Y es que este año, el mercado medieval está arrasando de nuevo entre la gente. El puesto de "Quesos Artesanos de Autor", ya agotó todas sus existencias del queso de arándanos y del queso con manzana. "Es una locura lo mucho que le gusta el queso a la gente", confesó Maite Palacios, dueña de este stand de quesos asturianos, extremeños y de León. Elena Quirós y Puerti Mohedano pertenecen a la Asociación de Cáncer de Mama Metastásico: "Ya que la medicación nos nos cubre del buen queso, ya nos lo damos nosotras", bromearon ambas tras llevarse el queso de miel y piñones.

Avilés se mueve con Fonsi

Otro puesto triunfador es el de Inmaculada Polo, quien vende artículos de cosmética natural, un producto que a raíz de la pandemia se ha puesto muy de moda en multitud de hogares: "La gente cada vez está más concienciada, y tira más por lo natural". No obstante, este incremento no se ha visto reflejado de igual manera en la venta de los productos: "Vendemos de todo, pero se vendía mejor antes de la pandemia. Creemos que la gente tiene miedo por la inflación", aseguró la dueña, quien destaca que el champú sólido es el producto estrella y es aquello que la gente repite año tras año: "Ahora las personas están más mentalizadas sobre los beneficios que aportan estos champús al folículo, al cuero cabelludo y al brillo del cabello".

Avilés se mueve con Fonsi

Nicolás Valladares y Bárbara Peña realizaron su compra en ese mismo puesto. "Nos hemos llevado un jabón de rosa mosqueta, pero eso no es todo", afirmaron los chicos: "También hemos hecho una parada por el puesto del dulces artesanos y el de figuras de cristal", confirmaron felices por la palmera gigante de chocolate que se iban a merendar.

Avilés se mueve con Fonsi

Un año más, las famosas tartas artesanas vuelven a captar la atención de los viandantes del mercado: "Las tartas de queso, la de oreo, la ‘red velvet’ de frutos rojos y la de crema de naranja y chocolate, nos las quitan de las manos", aseguró Iria Tejeda, vendedora del puesto de repostería artesanal.

Avilés se mueve con Fonsi

En el ámbito gastronómico, los postres no son los únicos que se llevan el protagonismo en el mercado. El puesto de pizzas, croquetas, kebap, torreznos, fruta confitada o aceitunas también arrasan entre la gente.

Ana de Miguel y su hijo Marcos Serrano, de 12 años, se desplazaron desde Gijón expresamente al mercado medieval de Avilés: "Queríamos ver cómo había cambiado desde la pandemia y la verdad que está genial". " Todo tiene muy buena pinta y este puesto más aún", coincidieron ambos refiriéndose al puesto de aceitunas en el que se compraron una berenjena rellena para compartir entre los dos.

Fuera del ámbito alimenticio, destacan los juguetes de madera artesanales, los bolsos de cuero y los pantalones, camisas y vestidos estilo ‘hippie’ y ‘boho’: "Me acabo de comprar una falda pantalón de seda. Un poco caro la verdad, pero merece la pena", afirmo Natalia Bonilla, satisfecha de haber realizado una buena compra apostando por su comodidad y apoyando al mercado medieval a pesar del coste del articulo. La actividad continúa hoy durante todo el día.

Compartir el artículo

stats