Desde el viernes 26 hasta este lunes, 29, los agentes de la Policía Local intervinieron en seis incidencias de consideración, de acuerdo al parte facilitado por los agentes. La primera incidencia se registró el viernes a las 8.51 horas. Entonces comparecen en Comisaría para dar cuenta de la recuperación de un turismo que fue localizado en la calle de Cabruñana tras comprobar que figuraba como sustraído. A las 22.40 horas detienen, en otro orden de cosas, a un varón de 40 años vecino de Avilés "que tras ser detectado causando daños en un bar de la zona del Carbayedo, se negó a identificarse, resistiéndose de manera activa y grave ante la intervención policial resultando dos policías lesionados". 

Ya al amanecer del sábado detienen por un delito contra la seguridad vial a un vecino de Avilés de 19 años por conducir un turismo bajo la influencia de bebidas alcohólicas. La intervención se originó al colisionar el vehículo conducido por el detenido contra un turismo que se encontraba estacionado en batería en la calle José Manuel Pedregal, produciendo en él daños de diversa consideración. 

A las 23:40 horas intervienen en un accidente de tráfico sucedido "al incorporarse un turismo procedente de la calle Doctor Jiménez Díaz sin atender a la prioridad de paso de una motocicleta que en esos momentos circulaba correctamente por la calle Severo Ochoa". Como resultado del accidente, el motorista, un vecino de Castrillón de 47 años, resultó policontusionado. 

El lunes a mediodía detuvieron por un delito de quebrantamiento de una orden de alejamiento a un varón 41 años, vecino de Cangas de Narcea, al ser detectado conduciendo una furgoneta en la que viajaba como ocupante su expareja, de la cual tenía en vigor una orden de alejamiento. El conductor fue sometido a la prueba de detección de droga arrojando un resultado positivo en el test indiciario salival.  

A las 19.00 horas intervienen en un accidente de tráfico en la calle del Álamo entre dos turismos.