Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Habla la mujer del pescador desaparecido en el faro de San Juan: "Mi cabeza espera un milagro"

María Fernández pide ayuda para buscar a su marido y padre de su hija de cuatro años: "No tengo fuerzas, necesito de vosotros"

El buque oceánico «Río Segura» de la Guardia Civil, incorporado al rastreo desde ayer. en el círculo, Marco Alberto Valle y su mujer, María Fernández Niño.

"Aún no he podido llorarlo porque mi cabeza espera un milagro y se aferra a una esperanza que no existe para nadie nada más que para mí". María Fernández Niño es la mujer de Marco Alberto Valle Valles, el joven ovetense desaparecido al caer al mar cuando pescaba en el faro de San Juan de Nieva. Desde LA NUEVA ESPAÑA, quiso agradecer a todo el operativo de búsqueda el esfuerzo que está realizando desde que se dio la voz de alarma por la desaparición. También lanzó una petición de ayuda, para que toda aquella persona que se acerque a la costa, esté atento al mar. La pareja tiene una niña de cuatro años.

Marco Alberto Valle Valles cumplió los 33 años el pasado mes de julio. Aficionado a la pesca, era un habitual del faro de San Juan de Nieva, a donde se dirigió el pasado miércoles como tantas otras veces.

María se comunica con este periódico a a través de Whatsapp. "No puedo ni hablar por teléfono", asegura. Su angustia es tal que ni sigue las noticias que se publican sobre el reastro. "Lo siento. Me hacen demasiado daño aún. No asimilo la realidad y leerlo es darse de bruces con ella", confiesa.

"Mi cabeza espera un milagro", clama la mujer del joven desaparecido en el faro de San Juan

Su obsesión es que el operativo de búsqueda no se desactive todavía, y que toda persona que pueda colaborar, lo haga esté donde esté. Su angustia, su agradecimiento y su petición de ayuda, también los puso por escrito a través de las redes sociales de LA NUEVA ESPAÑA: "Hola a todos, soy María, la mujer de Marco, el pescador que se cayó al mar. No tengo fuerzas para nada, ni si quiera para leer la noticia. Pero quiero aprovechar este medio para pediros ayuda. Se cayó al mar el miércoles a las 2 de la tarde. Desde entonces lo están buscando la Guardia Civil, emergencias y salvamento marítimo. A todos los operativos quiero darles desde aquí las gracias. Salvamento marítimo acaba de confirmarme que ellos cesaron la búsqueda ayer –por el viernes–, pero que quizás mañana se organicen de otra manera. Confío en todos ellos y en su trabajo. Gracias de corazón. Lo que sí sé con seguridad es que la familia y amigos no pararemos hasta encontrarlo. Os pido a todos los que tengáis a bien ayudar que por favor busquéis también. Los que viváis en la costa estad con los ojos bien abiertos al mar; los que viváis en otro sitio, quizá podáis ir a dar un paseo a alguna playa. Da igual donde estéis y donde busquéis, el mar estaba muy fuerte y puede haberlo llevado a cualquier sitio.

Cuando yo veía estas noticias se me quedaba el corazón compungido durante días y solo me quedaba viendo la tele, siguiendo la noticia y pensando en que ojalá apareciera y que pobre familia, pobre la mujer, que será de esa hija de 4 años... Sí, tenía buenos deseos, claro que sí, porque todos somos buena gente y de buen corazón. Pero hoy os digo que eso no basta, que realmente todos podéis aportar vuestro granito de arena, un rato de vuestro tiempo, cada uno el que pueda. Yo no tengo fuerzas, necesito de vosotros, que caminéis por mí. A todos los que esta noticia os haya encogido un poco el corazón, pensad que sí podéis hacer mucho más. Buscadlo por favor".

El operativo de búsqueda se activó el miércoles por la noche, y se prolongó hasta las 04.00 horas de la mañana. Desde entonces, todos los días se pone en marcha a las 08.00 horas y se prolonga hasta aproximadamente las 21.00 horas por tierra, mar y aire.

Un buque oceánico en el rastreo

La Guardia Civil incorporó ayer al buque oceánico "Río Segura", que se encontraba de servicio en el Cantábrico y se suma a las patrullas repartidas por el litoral desde La Peñona, en Salinas, hasta el Cabo Peñas, a la patrullera "Río Espera" del Servicio Marítimo Provincial y al helicóptero de la UHEL de la Zona de Asturias. Se rastrea por turnos durante todo el día desde la costa hasta varias millas mar adentro.

Este buque es uno de los medios con los que cuenta el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, y está destinado, entre otras misiones, a control fronterizo en mar abierto, la lucha contra la inmigración, el narcotráfico, la protección del medio marino, control pesquero, la protección de patrimonio arqueológico submarino y el salvamento marítimo. Fue construido en Asturias, y cuenta con helipuerto y dos embarcaciones de intervención rápida y salvamento.

Además, la embarcación patrulla de la Guardia Civil, con base en Gijón, pernocta en Avilés desde que se puso en marcha la búsqueda para iniciar el rastreo en cuanto amanece y aprovechar al máximo las horas de luz, explicaron fuentes del Instituto Armado. También añadieron que las operaciones de rastreo todavía se mantendrán durante "unos días", aunque "es difícil" concretar durante cuánto tiempo más. "No se van a escatimar ni tiempo ni medios, mientras sea factible mantener la búsqueda", señalaron.

La previsión es que el operativo se reactive hoy a las 8.00 horas, aunque es posible que se produzcan algunas modificaciones en el radio de acción.

Compartir el artículo

stats