Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soto del Barco quiere poner en marcha su primera escuela para bebés el próximo curso

"Redactaremos el proyecto a la mayor brevedad y a optaremos a una línea de ayudas del Principado con fondos europeos", anuncia Corrales

El colegio público de Soto del Barco. María Fuentes

Soto del Barco carece de escuelina, un centro infantil para favorecer la conciliación laboral y familiar y que los más pequeños del concejo tengan un espacio para adentrarse en el mundo escolar. La intención del gobierno local es que en el próximo curso (2023-2024) abra en el concejo la primera escuela de bebés, para pequeños de hasta tres años. En el Consistorio están decididos a redactar "el proyecto a la mayor brevedad posible" para avanzar hacia ese objetivo". "Queremos optar a una línea de ayudas del Principado, que a su vez está relacionada con fondos europeos, para poder contar con este nuevo servicio", indicó el alcalde, Jaime Menéndez Corrales, que confía en ofrecer un servicio que prestan todos los concejos de la comarca avilesina, salvo Soto e Illas.

Según el Instituto Nacional de Estadística en su último registro de población, en el concejo hay censados 92 menores de cuatro años de un total de 3.850 personas que habitan en el municipio. "Pretendemos que la nueva escuela infantil esté situada en un edificio anexo que hay disponible en el colegio público de Soto del Barco, el Gloria Rodríguez", adelantó el regidor sotobarquense.

Menéndez Corrales anunció hace meses su retirada de la política activa a partir de mayo de 2023, cuando el mandato iniciado en 2019 toque a su fin. "Quiero tener ese proyecto encarrilado y desarrollarlo en los próximos meses para licitarlo antes de finalizar mi etapa como Alcalde porque la escuela infantil es algo necesario para este municipio", concluyó,

Además de la futura escuela infantil municipal, Soto del Barco cuenta con otros dos centros educativos, el de la capital y el de La Arena, el Ventura de la Paz Suárez, todo ello después de haber clausurado la escuela rural de Riberas, asociada con el centro rural agrupado del Bajo Nalón, y por no cubrir la ratio mínima de alumnado.

Compartir el artículo

stats