Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balcón al muelle

El curso político que viene en Avilés: nuevos comienzos

El gobierno avilesino afronta la elaboración del próximo presupuesto con la incógnita de si volverá a recabar los amplios apoyos de 2021 con una oposición menos proclive a los acuerdos y las alianzas

Un técnico de imagen controla desde un ordenador portátil la transmisión por internet de un pasado Pleno municipal de Avilés. | Mara Villamuza

El arranque del curso político, marcado por el horizonte electoral de la primavera, obliga a hacer balance antes de que los candidatos de uno y otro signo político escenifiquen cuáles serán sus apuestas para el Avilés del proximo mandato. Por el momento solo los socialistas han desvelado su carta y estos días hacían balance del tercer mandato consecutivo de Mariví Monteserín. Apuntaban como retos de futuro aprovechar la oportunidad del suelo de Baterías para crear empleo industrial de calidad.

Teniendo en cuenta las compromisos que firmaron PSOE y C’s en el que fue el presupuesto con mas apoyo político de la democracia en Avilés, al gobierno local le quedan unos cuantos proyectos por desatascar, algunos de trascendencia como la eliminacion de la barrera ferroviaria, la Isla de la Innovación o la ronda Norte, además de decidir qué se quiere hacer para el futuro más inmediato del Centro Niemeyer una vez liquidada toda la deuda la próxima primavera. Esta vez, los grupos de la oposición parecen menos proclives a cualquier acuerdo.

Uno de los puntos clave del nuevo curso político sera precisamente la aprobación de los presupuestos, los últimos del mandato. Falta por ver cómo encajan en la próxima Corporación las fuerzas de la izquierda (principalmente desde la confluencia de IU y Podemos) y si la derecha apostará por unirse para arrebatar el bastón de mando a Monteserín. Los socialistas consideran a su candidata una persona comprometida y ampliamente conocedora y convencida de las potencialidades de la ciudad.

Esta recta final de mandato será clave tambien el papel de fuerzas como C’s (desaparecida de tres parlamentos autonómicos), con un diputado expulsado en la cámara regional y con el abandono en Avilés de su último candidato a la Alcaldía, Javier Vidal García, que ejerce como no adscrito mientras da pasos para ser el próximo candidato de Foro. Queda por ver si en esta última aventura política suma los apoyos necesarios y es capaz de recuperar las asignaturas pendientes o acaba por repetir curso.

A quien habría que repetir, pero los reconocimientos, es a Fernando Álvarez Balbuena, justamente reconocido este fin de semana por su trayectoria profesional, que le ha permitido trascender a través de su implicación en la Sociedad Economica de Amigos del País de Avilés y Comarca, donde ha destacado por su prolífica actividad cultural. Su afición a la enseñanza le ha convertido en un gran divulgador. El agasajado es también un gran conversador y el compañero de tertulia ideal que enriquece a quienes le acompañan. Su afición a la música le ha llevado por medio mundo y seguramente conocerá las raíces avilesinas del último título estrenado en el 75°. aniversario de la Ópera de Oviedo.

"La dama del alba", de Vázquez del Fresno, a partir de un texto de Casona, tiene en la dirección escénica a Emilio Sagi, pero al frente de la dirección musical se encuentra el avilesino Rubén Díez. Además, el también avilesino Rubén Vázquez asiste a Sagi en la dirección escénica. Y es otro avilesino quien hace posible que todo ese engranaje funcione: Tino Varela, como director de la Ópera de Oviedo. Más ejemplos del talento local disperso por el mundo.

Compartir el artículo

stats