Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las agrupaciones políticas de Avilés engrasan ya la maquinaria electoral

La confirmación de que Mariví Monteserín volverá a ser candidata despeja incógnitas de los socialistas, mientras el resto de partidos aún deben discernir liderazgos o, incluso, su futuro

Foto de grupo de la corporación avilesina, en 2019. RICARDO SOLIS

La de Avilés es la única de las tres grandes agrupaciones socialistas asturianas que encara las próximas elecciones sin "barullu" y con candidata confirmada e incuestionada. El mismo día en que la Junta General del Principado inició el debate sobre el estado de la región, la ejecutiva local confirmó lo ya previsto: Mariví Monteserín optará a la reelección como alcaldesa de Avilés encabezando la candidatura con la que el PSOE concurrirá a las elecciones municipales de mayo de 2023, el mes en que la regidora cumplirá 64 años. Aspira a su tercer mandato con total apoyo interno y sin ruido.

Quiénes la acompañarán en la próxima lista es la incógnita que queda por dilucidar y se despejará ya entrado 2023. Parece probable que se prescinda de los más veteranos del actual grupo municipal: el concejal de Recursos Humanos, Raúl Marquínez, y la edil de Cultura y Promoción de Ciudad, Yolanda Alonso, que viene siendo la diana de los dardos de Cambia Avilés (CA) y del Partido Popular (PP). Ambos suman como concejales ya 15 años en el gobierno municipal (entraron en 2007).

Confluencia

La coordinadora de Izquierda Unida (IU) de Avilés ha acordado esta misma semana activar la renovación de la coalición con Podemos de cara a los comicios del próximo año. La formación morada local, en la misma línea de trabajo, tiene previsto celebrar primarias en otoño y en su ánimo está hacerlas coincidir con las de sus socios de IU. El coordinador de Podemos Avilés, David García, ya manifestó en una entrevista a este periódico que su apuesta como cabeza de lista es la actual portavoz del grupo municipal Cambia Avilés (CA), Sara Retuerto, quien asumió el cargo tras la marcha de Tania González. Pero Podemos ha ido perdiendo fuelle (sus bases están muy mermadas) mientras IU conserva su músculo. Queda mucho que negociar, aunque ninguna de las dos fuerzas políticas cree que vaya a haber problemas para cerrar las listas y tampoco para elegir la cabeza de cartel de Cambia.

No formará parte de ellas el concejal Primitivo Abella, que con este mandado pone "fin a un compromiso", el de no permanecer más de ocho años en un cargo. Vinculado a la política desde los 16 años, el suyo es más un "hasta pronto" que un adiós. El que fue portavoz del 15M en Avilés ha "perdido la ilusión" por los jaleos internos de Podemos y sus obligaciones profesionales y personales le hacen ver cierta liberación en ese paso atrás, con el que además cumple lo prometido.

En Izquierda Unida (IU) hay dudas sobre la continuidad de la concejala Llarina González. Fuentes de la formación reconocen que en su ánimo está completar los ocho años a los que se comprometió en su día (expiran con el fin de este mandato) y retirarse, al menos por una temporada, para centrarse en su profesión y familia (ha sido madre este verano). Si el partido logra convencerla o no de la continuidad, se verá en los próximos meses.

Calma tensa en el PP

Una de las grandes incógnitas de cara a la nueva convocatoria a las urnas avilesina es si Esther Llamazares repetirá como candidata. Todo está en el aire por la incertidumbre en torno a la dirección regional del partido. Pedro de Rueda (presidente del PP de Avilés) y Esther Llamazares (secretaria general y portavoz municipal) fueron en su día las apuestas de la entonces presidenta y ahora senadora Mercedes Fernández para acabar con el liderato de Joaquín Aréstegui. Como en muchas otras agrupaciones, en Avilés debería haberse celebrado ya hace meses un congreso local, un cónclave que no se espera hasta que se produzca el regional.

El futuro de Teresa Mallada será clave para despejar incógnitas. Resulta evidente la excelente sintonía entre Esther Llamazares y Álvaro Queipo, al que un sector del PP ve como posible líder alternativo al de Mallada. Esta última tiene una fiel aliada en la avilesina Reyes Fernández Hurlé, a la que un sector del partido local considera una buena apuesta para asumir las riendas del partido en la ciudad, donde ya tiene experiencia.

De cómo se resuelvan las incógnitas regionales del PP también dependerá la continuidad de algunos de los actuales concejales. Porque, aunque de puertas hacia fuera se escenifica una paz interna en el grupo municipal, hacia dentro la comunicación entre sus miembros es prácticamente inexistente.

Ciudadanos, en el precipicio

De los 25 integrantes de la lista con la que Ciudadanos estuvo a punto de dar el "sorpasso" al PP hace tres años quedan únicamente afiliados poco más que el nuevo coordinador local, el diputado Luis Fanjul, y los tres concejales que integran el grupo tras la salida de Javier Vidal García. Conseguir conformar candidatura para mayo parece un milagro, máxime cuando ni los pocos que quedan están por la labor de seguir adelante tras la concatenación de crisis que se vienen sucediendo desde prácticamente el inicio del mandato (la edil Sharon Calderón se apeó del barco esta primavera y la sustituye en el salón de plenos el hasta entonces secretario del grupo municipal, Antonio Rañón).

Hoy por hoy, Carmen Pérez Soberón tiene decidido cerrar su etapa en la primera línea política tras ocho años en la Corporación, sin intención de integrarse en ninguna otra formación. El actual portavoz de la formación José Luis Ferrera también pondrá fin en este mandato a su etapa en Ciudadanos, pero ya tiene puertas abiertas en algún partido. Y Rañón asumió recientemente el acta de concejal con el único objetivo de acabar dignamente el actual mandato.

Continuidad en Vox

Con total hermetismo lleva la formación más a la derecha del pleno los planes para la campaña electoral que ya prácticamente está activada. Según las fuentes consultadas, todo apunta hacia la continuidad, por lo que, salvo sorpresa mayúscula, todo indica que Arancha Martínez Riola vuelva a repetir como cabeza de cartel de Vox Avilés.

Foro y UCIN

El nuevo reto del ahora concejal no adscrito Javier Vidal García, que recientemente se ha afiliado a Foro Asturias y forma parte de su directiva, es conseguir presentar una candidatura en Avilés. Como ya informó este periódico, quiere aglutinar bajo esas siglas "una plataforma de gente moderada, de centro, reformista". Y es que en Avilés, Foro se dio por extinguido tras los anteriores comicios municipales, en los que el gastrónomo Carlos Guardado fue candidato a la Alcaldía (entonces no logró representación y rascó 600 votos al PP). Del resultado de ese arduo trabajo que tiene por delante Vidal García, si consigue conformar una lista (tiene que estar formada por 25 integrantes, más dos suplentes) dependerá quién pondrá cara al proyecto. No es descartable que sea él mismo.

Hace ya meses que el exconcejal del PP Francisco Zarracina anunció su empeño en que UCIN vuelva a concurrir a los comicios municipales en 2023. El objetivo sigue siendo el mismo pero la decisión final aún no está tomada. Vidal García ya ha echado la caña para poder pescar en ese feudo. Y en otros.

Compartir el artículo

stats