Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de áridos compatibles obliga a posponer la reposición de arena en Salinas

El Ministerio de Transición Ecológica accede a modificar la declaración de impacto ambiental tras desaconsejar un dragado en el entorno del Eo

La draga «Viking R», en la bocana de la ría de Avilés. | Ricardo Solís

La operación de aporte de arena en la playa de Salinas-El Espartal, en Castrillón, medida se enmarca en la declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto dragado de mantenimiento en el puerto de Avilés, no se realizará por ahora, al menos en los términos en los que estaba prevista inicialmente. El Ministerio de Transición Ecológica ha trasladado a la Autoridad Portuaria la necesidad de modificar la DIA ante la búsqueda «infructuosa» de áridos para estos fines y la «ineficacia» de la medida planteada como solución. 

En la localización de posibles bancos de arena para su reposición en Salinas se descartaron inicialmente tres canteras próximas al Puerto y únicamente se logró dar con un emplazamiento válido para tales fines en el Eo, tanto en el lado asturiano, en Figueras, como en el lago gallego, en el canal de acceso al puerto de Ribadeo. No obstante, y una vez realizada una estimación de costes para completar esos trabajos, que rondarían los 2 millones de euros, el Ministerio comunicó a la Autoridad Portuaria de Avilés la imposibilidad de prescindir de esa arena en los arenales próximos a la ría del Eo, concretamente en la playa de San Miguel de Reinante.  

Ante ese ineficaz intento de localización de arena para la playa de Salinas, se ha optado por plantear una modificación de las condiciones de la declaración de impacto ambiental, petición que venía realizando la Autoridad Portuaria de Avilés desde hace tiempo.

 La DIA obligaba al puerto a reponer arena tras el último proyecto de dragado de mantenimiento en el estuario. Este condicionante ha supuesto un auténtico quebradero de cabeza para la entidad, no solo por el coste de la operación, sino por la complejidad para localizar material que pueda ser vertido a los arenales castrillonenses para su regeneración. En cumplimiento de esta obligación, la Autoridad Portuaria debía reponer los 94.009 metros cúbicos de arena que han sido extraídos en las operaciones más recientes de dragado de mantenimiento. 

Ahora el Puerto deberá presentar una memoria descriptiva de la situación, incorporando todos los aspectos estudiados para intentar la reposición de arena y solicitando, por tanto, la modificación de la Declaración de Impacto Ambiental como se dio a conocer ayer en la reunión del consejo de la Autoridad Portuaria. Además, se informó sobre el convenio con la empresa Acciona, el Ayuntamiento y el Principado para la ampliación del suelo portuario en la margen derecha de la ría. Este acuerdo tiene por objeto articular las acciones necesarias para ocupar los espacios que se liberarán por la explotación de la cantera denominada de El Estrellín, de Acciona, debiendo para ello trasladar dos tramos de carreteras AS-328 y AS-329 del Principado. En concreto, 67.924 metros cuadrados seguirían en propiedad de Acciona para continuar su explotación y posterior relleno con jarofix, producto resultante de la fabricación de zinc en la planta de Azsa en San Juan de Nieva. 

El faro Vidio, en Cudillero, tendrá un uso hostelero

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Avilés también dio luz verde en su reunión de ayer a la concesión para la adecuación y explotación del edificio del faro de Vidio, en Cudillero, para usos hosteleros por un plazo de doce años prorrogables por otros tres. Tras analizar la documentación presentada por las empresas y los informes emitidos, se acordó la concesión a la empresa Inns at the End of the World. La segunda candidata era Eleonore, S. L. La Autoridad Portuaria de Avilés ha realizado una inversión cercana a los 700.000 euros en las obras de rehabilitación de las instalaciones del faro con el objetivo de permitir que tenga finalmente un uso hostelero, algo permitido en los faros desde 2011 y que ha sido un factor de desarrollo turístico en varias zonas de España.

Compartir el artículo

stats