Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés pedalea por la inclusión

El Niemeyer, circuito de "handbike" o bicicletas de mano, para visibilizar el ocio adaptado de los discapacitados

Miembros de la asociación DIFAC y del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia de Avilés. | Mara Villamuza

La explanada del centro Niemeyer se llenó de niños y niñas dispuestos a vivir una "experiencia impresionante sobre dos ruedas". Así la describió ayer la adolescente avilesina Sofía Saint-Remy de 15 años, durante el recorrido de sensibilización en "handbike" –bicicleta de manos–, organizado por la Asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (Difac) en el marco de la campaña "Avilés hacia la inclusión" que contó con la colaboración del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia, entre otras asociaciones y entidades.

Durante la sesión deportiva, los jóvenes aprendieron de la mano de Aladín Pandiella, instructor del vehículo de ciclismo adaptado para personas con movilidad reducida, las características diferentes que presentan estos tipos de bicicletas.

"Estas son especiales para ruta, por lo tanto son más robustas que las de competición", explicó Pandiella y señaló los dos tipos de bicicleta de manos en los que iban a montar durante la jornada. "Una de ellas, tiene el sillín más elevado, la otra está casi a ras del suelo".

Este matiz, se debe a que dependiendo de la gravedad de la lesión medular y atendiendo a las necesidades de la persona con movilidad reducida, se va a precisar un tipo de bicicleta u otro que pueda solventar las limitaciones del movimiento. "Alguien que no tenga control del tronco superior, va a necesitar una silla con mayor proximidad al suelo, frente alguien que tenga el tronco superior intacto o con una menor afectación".

Víctor Fernández, integrante de DIFAC asiste a la campaña «Avilés hacia la inclusión». | Mara Villamuza

Durante la sesión deportiva, los jóvenes aprendieron de la mano de Aladín Pandiella, instructor del vehículo de ciclismo adaptado para personas con movilidad reducida, las características diferentes que presentan estos tipos de bicicletas.

"Estas son especiales para ruta, por lo tanto son más robustas que las de competición", explicó Pandiella y señaló los dos tipos de bicicleta de manos en los que iban a montar durante la jornada. "Una de ellas, tiene el sillín más elevado, la otra está casi a ras del suelo". Este matiz, se debe a que dependiendo de la gravedad de la lesión medular y atendiendo a las necesidades de la persona con movilidad reducida, se va a precisar un tipo de bicicleta u otro que pueda solventar las limitaciones del movimiento. "Alguien que no tenga control del tronco superior, va a necesitar una silla con mayor proximidad al suelo, frente alguien que tenga el tronco superior intacto o con una menor afectación".

Sergio Alegre y Nerea Reyes de 10 años, también fueron otros de los atrevidos que decidieron darse una vuelta en bicicleta adaptada. Ambos señalan lo divertido que es pedalear con las manos mientras el viento sopla en la cara, alcanzando una gran velocidad ras del suelo.

A través de esta campaña se ha tratado visibilizar como logran desenvolverse en actividades de ocio y en la dinámica del día a día, las personas con discapacidad. Una afectación que implica no solo a las personas con movilidad reducida sino también a personas mayores que se desplazan en sillas de ruedas. "Estamos muy contentos de como se ha desarrollado este cuarto año de ‘Avilés hacia la inclusión’", concluyó Mercedes Vieites, tesorera de Difac.

Compartir el artículo

stats