Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un objeto personal certifica que el cuerpo hallado en Xagó es el del pescador del faro

El hombre, un ovetense de 33 años, se encontraba en los acantilados de la zona de San Juan de Nieva la jornada en la que desapareció

Empleados de una funeraria meten el cadáver hallado en la playa de Xagó en el coche que lo transportó al Instituto Anatómico Forense. | F. Muñiz

La marea dejó el pasado 15 de septiembre un cuerpo sin vida en la playa de Xagó y los análisis realizados han permitido determinar, a través de un objeto personal, que se trata del joven pescador ovetense desaparecido en el entorno del faro de San Juan de Nieva una semana antes. El cadáver fue hallado por una surfista noruega que estaba paseando por la playa con sus perros.

Eran las ocho y media de la mañana cuando la sobresaltó la presencia de un cuerpo sin vida sobre la arena. Estaba tendido en mitad de la playa, una zona a la que cada día acuden numerosos deportistas a practicar surf. La joven noruega, que llevaba algunos días recorriendo la zona en una furgoneta, fue la primera que se acercó al cuerpo, sin percatarse en un primer momento del trágico hallazgo. Fue otro hombre, que también estaba paseando por el arenal, el que pudo avisar a los servicios de emergencias.

Según las pruebas recabadas hasta el momento, a la espera de que se produzca la identificación genética, existen indicios, a través de un objeto personal del pescador, de que el cadáver localizado en Xagó la pasada semana es el del ovetense de 33 años del que su familia no tenía noticias desde una semana antes.

El hombre había ido a la zona del faro a pescar, pero llegó la noche y no regresó a casa ni tampoco se había personado en su lugar de trabajo, lo que hizo saltar todas las alarmas.

Durante varios días, en la infructuosa búsqueda, su pareja clamaba por alguna pista acerca del paradero del pescador. La mujer agradeció la labor de la Guardia Civil, emergencias y salvamento marítimo que durante varios días permanecieron rastreando la zona. "Confío en todos ellos y en su trabajo. Gracias de corazón", subrayó en comunicación con este diario.

"Cuando yo veía estas noticias se me quedaba el corazón compungido durante días; me quedaba siguiendo la noticia y pensando en que ojalá apareciera y que pobre familia", abundó la mujer.

En un primer momento en el entorno del faro se localizaron los utensilios de pesca del desaparecido, incluida una caña, y su vehículo. Sin embargo, no se sabe exactamente dónde se produjo la caída ni las circunstancias, debido al fuerte viento que azotaba en la zona y que pudo haber desplazado esos objetos del lugar en el que se encontraba el pescador en el momento en el que se precipitó al mar.

Compartir el artículo

stats