Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Viaje al espacio sin salir de Llaranes

El alumnado capta imágenes de la estación internacional en el marco de un plan educativo en el que colabora la Nasa

Illán Ruiz, en primer término y a la izquierda con Matías García y Naiara Vázquez, ayer, durante la toma de fotografías del espacio desde el ordenador. | M. V.

El colegio de Llaranes tiene conexión directa con la Estación Espacial Internacional. Es más, es parte de la agencia espacial asturiana. El alumnado busca la órbita y ordena la captura de fotografías de la Tierra desde un ordenador. Naiara Vázquez y Matías García, de 11 y cinco años respectivamente lo explican: "Hacemos fotos desde el espacio, nosotros buscamos los Picos de Europa, Sally Ride puso allí la cámara –en la estación espacial internacional– porque fue la primera mujer estadounidense en alcanzar el espacio exterior".

El alumado del colegio de Llaranes en plena búsqueda de órbitas.

La Estación Espacial Internacional tarda en dar una vuelta al mundo 90 minutos, va a una velocidad de 27.000 kilómetros por hora y está situada a unos 400 kilómetros de altura. Esos datos los aporta Marcos Álvarez, uno de los monitores de este proyecto educativo en el que participan seis centros educativos en Asturias. Los chavales pueden programar las fotos, elegir si son de día o de noche e incluso en qué lugar del mundo. Se trata de un proyecto educativo del Instituto Sally Ride con la Universidad de San Diego California, la NASA y JPL (Jet Propulsion Laboratory), entre otros.

Illán Ruiz, Alejandro García y Álvaro Álvarez están buscando la órbita. Quieren tomar imágenes de Asturias y también de Sevilla. "Elegimos Sevilla porque allí está nuestro amigo Marcos Rodríguez de vacaciones", apunta Ruiz. Una vez dadas las pertinentes órdenes al sistema, el Instituto Sally Ride devuelve esas capturas al centro educativo.

Amir Jabraoui y Evelyn Vélez buscan Italia desde su ordenador. La tarea no es sencilla pero lo logran, tienen que cuadrar que la estación espacial pase por encima del país y lo programan para que Jessica Watkins –una de las tripulantes de la Estación Espacial Internacional– "haga las fotografías". "La actividad es muy entretenida para el alumnado y además aprenden matemáticas, ciencias naturales, sociales, inglés y medio ambiente", concluyó Marcos Álvarez.

Compartir el artículo

stats