Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias sacia su hambre corsaria

Pepa Sanz, por el Yumay y Miguel Ángel de Dios, por la Cofadía del Desarme, premiados en San Juan de Luz por la entidad vasca de los navegantes

Por la izquierda, Pepa Sanz, durante el capítulo de la Cofradía del Bonito de Colindres; los gastrónomos asturianos, con Miguel Ángel Revilla, en el centro, y junto a esas líneas, Sanz y De Dios, con los atributs ya como «Corsarios de honor».

La ciudad de San Juan de Luz o Saint-Jean-de-Luz, una de las localidades más bonitas de los Pirineos Atlánticos, en la región francesa de Aquitania, vivió ayer con emoción la ‘entronización’ de la Cofradía de los Corsarios Vascos que, en esta edición, llevaba sello asturiano: María Josefa Sanz, cofrade adjunta a la presidencia del Yumay de Avilés y cronista oficial de la villa junto a Miguel Ángel de Dios, cofrade mayor de la Cofradía del Desarme de Oviedo y vocal de la Federación Internacional de Cofradías (Fecoga), fueron reconocidos como "Corsarios de honor".

Parte dela delegación asturiana, durante una parada en Astigarraga.

Una delegación del Principado integrada por una treintena de miembros de sociedades gastronómicas arropó a los galardonados. A San Juan de Luz se le atribuye una importante actividad de los navíos piratas y, por ello, es conocida como la ciudad de los corsarios. En esta hermosa villa costera, a unos 15 kilómetros de la localidad vasca de Irún, es donde la Cofradía de los Corsarios Vascos celebra su capítulo anual, que conmemora y homenajea anualmente la labor de aquellos corsarios que tuvieron su razón de ser en el siglo XVII, marinos que perseguían a los enemigos en el mar, con el beneplácito de los reyes. Esta localidad francesa sería base importantísima de defensa, acaparando con la labor de estos hombres gran riqueza y fortuna.

Asturias sacia su hambre corsaria

La Cofradía de los Corsarios Vascos ya tiene como cofrade a la avilesina Aurelia Riesco, que lleva 45 años viviendo en Francia, además de uno de los fundadores del Yumay, Carlos Martínez Guardado, quien fue nombrado "Corsario de honor", como Pepa Sanz y Miguel Ángel de Dios, hace nueve años.

Asturias sacia su hambre corsaria

Los corsarios celebran su fiesta gastronómica el último domingo de septiembre. Para ello, se visten de gala con una camisa blanca decorada con el escudo corsario. Por encima, una americana azul marino y una gran capa negra, a juego con sus pantalones y zapatos oscuros. Un gran sombrero de tres picos con una pluma lateral corona el traje. Y así lucieron ayer los asturianos.

Antes de San Juan de Luz, los Gastrónomos del Yumay realizaron una parada en Cantabria para participar en el capítulo de la Cofradía del Bonito de esta localidad cántabra, donde fueron recibidos por el presidente Miguel Ángel Revilla.

Compartir el artículo

stats