La Guardia Civil halló ayer el cuerpo de una mujer mayor fallecida en el interior de su vivienda, en la calle Hermanos González Blanco de Luanco. Su localización llegó tras una denuncia puesta hace unos días por una prima suya en una comisaría de la Policía Nacional de Tenerife. Su pariente advertía que hacía unos cuatro años que no tenía noticias de la luanquina. La fallecida tenía otro piso de su propiedad en Oviedo.

La Guardia Civil inició la investigación y tras comprobar que en la vivienda no respondía nadie, solicitó acceder al interior mediante una autorización judicial. Los agentes hallaron a la mujer en el salón, sin signos de violencia, lo que parece apuntar a un fallecimiento por causas naturales y por su aspecto, con visos de estar varios años muerta, cuestión que ha de confirmar la autopsia.

El piso en el que fue hallado el cadáver permanecía todo cerrado a cal y canto, persianas incluidas.