Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La similitudes del hidrógeno verde y Covadonga, según el director de Fertiberia

Jesús Alberto González. M. F.

El director de la fábrica de Fertiberia en Trasona (Corvera), Jesús Alberto González, ponente ayer en la feria Norte Renovables, estableció un curioso símil entre el hidrógeno y la Virgen de Covadonga que si bien no tiene ningún fundamento teológico, al menos puede servir para entender algunas de las características y la importancia de un gas llamado revolucionar la industria y el sector de la energía.

"Como la Santina, el hidrógeno ye ‘piquiñín’ y ‘galán’. Ye tan ‘piquiñín’ que es la molécula química más simple que conocemos. Y ye ‘galán’ porque ‘vive’ muy cómodamente, ocupando más espacio que nadie (en referencia a su escasa densidad y el mucho volumen que ocupa en comparación con otros gases)", contó González. La "lección de química" no acabó ahí: "El hidrógeno es altamente energético; y por seguir con el símil, también debía dar mucha energía el agua de Covadonga, porque todos sabemos lo que hicieron en el siglo VIII quienes por entonces la bebían".

Compartir el artículo

stats