De lo que significó Raúl Menéndez Alonso en la historia de un local señero de la hostelería avilesina como "La Serrana" da fe el hecho de que la esquela que comunicó ayer su fallecimiento ha sido colocada en la cristalera interior del edificio, en lugar de en la fachada exterior, que suele ser sitio habitual para las noticias necrológicas. La actual dirección del hotel 40 Nudos y del restaurante que mantiene el nombre La Serrana ha querido honrar así la memoria de quien fue durante décadas, en la anterior etapa de gestión del local, gerente del establecimiento.

Raúl Menéndez Alonso fue un empleado que acabó convertido en pilar del negocio, según cuentan personas que lo conocieron en su etapa como trabajador de La Serrana. Tanto es así que casi nadie conocía al difunto por su nombre y apellidos, sencillamente era "Raúl el de La Serrana", evidencia de la gran simbiosis existente entre el local y el empleado.

"Raúl el de La Serrana" ha fallecido con 88 años, se le vela en el tanatorio del Montán y a las 17.00 horas de esta tarde se celebrará su funeral de cuerpo presente en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. Deja viuda y tres hijos, además de nietos y bisnietos.