Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor investiga en Avilés un acero para hacer las vías de los trenes levitados del futuro

El departamento que hizo realidad el carril de cabeza endurecida ensaya prototipos que deben soportar velocidades de 1.000 kilómetros por hora

La recreación de un tren levitado.

Las películas de ciencia ficción en las que los trenes circulan a velocidades supersónicas sin tocar el suelo pueden estar mostrando una realidad mucho más próxima de lo que se puede pensar. El centro de I+D+i de ArcelorMittal en Avilés está inmerso en la investigación y desarrollo de aceros eléctricos de alta eficiencia para el transporte de pasajeros y de mercancías a velocidades superiores a 1.000 kilómetros por hora

La multinacional trabaja en este proyecto junto con Zeleros, la empresa europea que desarrolla el «hyperloop» escalable, como se ha bautizado a esos trenes que se deslizan levitando en tubos de baja presión. De manera simultánea, la investigación se extiende a productos largos de alto valor añadido para los raíles, orientado al movimiento de contenedores intermodales estándar para impulsar la logística portuaria.

«El proyecto involucra la evaluación electromagnética de diferentes opciones de acero eléctrico, así como la definición y diseño mecánico de una estructura adecuada que permita el correcto movimiento de la carga, sin degradación del desempeño de la máquina», explican desde el centro de I+d+i de Arcelor Mittal. «Es una tarea desafiante», aseguran.

Dos investigadores de ArcelorMittal introducen un trozo de carril en un horno. Á. G.

El Centro de Excelencia de Raíles de ArcelorMittal, del que ya han salido productos exitosos como el carril de cabeza endurecida, ha desarrollado un banco de pruebas con forma de rueda giratoria que puede alcanzar velocidades lineales de hasta 500 kilómetros por hora. En ella se probaron determinados aceros para comprobar cómo se comportarán en condiciones extremas de velocidad hipersónica, que es a la que viajan los aviones. 

«El objetivo es conseguir datos que permitan avanzar en la selección de los mejores aceros, teniendo en cuenta la seguridad, la eficiencia energética, el coste y la escalabilidad como principales criterios de decisión», explican desde las compañías asociadas para este proyecto.

Este no es el único proyecto en el que están inmersos ArcelorMittal y Zeleros. El puerto de Sagunto, en Valencia, ha sido elegido para poner en marcha una pista de pruebas que permitirá desarrollar un sistema de contenedores totalmente automatizado y basado en la tecnología «hyperloop». Este proyecto se denomina «Sustainable Electric Freightforwarder» y lo dirige la compañía valenciana Zeleros. Se trata de mover contenedores intermodales estándar «de forma más rápida, automatizada y sostenible dentro de los puertos», apuntan desde las empresas.

Los ingenieros de Zeleros y ArcelorMittal colaboran desde 2017 para desarrollar nuevos productos que permitan mejorar las prestaciones de guiado y frenado. Para las pruebas se está construyendo una vía en el puerto de Sagunto.

Compartir el artículo

stats