Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia de Sandra Bermejo rechaza la tesis del suicidio: "Nada avala esa idea"

La Policía accede a hacer una batida por tierra en busca de pistas tal y como ha solicitado SOS Desaparecidos, que colaborará en la tarea

Ausencia de premeditación, planificación de actividades para días venideros, una nevera llena de comida y una casa donde nada apunta a un abandono precipitado o programado, realización de las rutinas habituales, ningún antecedente de autolesiones o crisis suicidas y, por supuesto, ni rastro de una carta de despedida o similar. Y además de todo esto, ausencia de motivos que pudieran precipitar una muerte voluntaria; más bien todo lo contrario. Según la familia de la psicóloga madrileña de 32 años Sandra Bermejo García, vecina de Gijón desde hace dos años, desaparecida en cabo Peñas el 8 de noviembre, "nada avala la tesis del suicidio".

El descarte de la opción del suicidio ya lo dejó claro un familiar de la desaparecida a este diario a los pocos días de iniciarse la búsqueda de la mujer y el paso del tiempo –más de tres semanas ya– reafirma al entorno de Sandra Bermejo en su idea primigenia, entre otras cosas porque la reconstrucción de las últimas horas en que se tuvo conocimiento de la vida de la psicóloga "apunta más que nada a una desaparición forzada, a la acción de terceras personas contra la voluntad de Sandra, ya sea en forma de retención u otra figura", según explica Joaquín Amills, el presidente de la plataforma SOS Desaparecidos, a la que la familia de la mujer ha confiado labores de portavocía.

Al igual que la falta de indicios suicidas enfría esa línea de investigación, otros hechos hacen improbables hipótesis como el accidente o la desaparición voluntaria. "Sandra frecuentaba la zona de Peñas y la conocía, era experta senderista y en caso de haber sufrido un accidente involuntario en los acantilados, a estas alturas la mar había devuelto su cuerpo, algún resto o ropa. Respecto a una desaparición voluntaria, un romper con todo y empezar otra vida, aparte de que no tenía motivos conocidos para ello es lógico pensar que no habría dejado su mochila con toda la documentación dentro del coche en el que llegó a Peñas. No tiene sentido alguno", explica Amills.

Es por todo esto que tanto la familia de Sandra Bermejo como la plataforma que la asesora insisten en centrar la investigación en la hipótesis de una desaparición involuntaria. Han pedido que se hagan rastreos terrestres con especial atención a zonas boscosas, simas, pozos y demás accidentes naturales donde pudiera ocultarse un cuerpo. La experiencia de 12 años de SOS Desaparecidos dice que un alto porcentaje de casos con elementos comunes al de la madrileña vecina de Gijón se resuelve en una radio de no más de 10 kilómetros del lugar donde se vio por última vez a la persona buscada.

La Policía Nacional, que es la que coordina el operativo de búsqueda, ha aceptado, según Joaquín Amills, hacer este rastreo. Comenzará cuando las circunstancias meteorológicas sean favorables y participarán, además de agentes de los cuerpos de seguridad, voluntarios con experiencia en este tipo de trabajos de campo.

Crece la inquietud por el hombre al que se busca en Corvera

José Manuel Pérez García, de 58 años, salió caminando el pasado viernes por la tarde de su casa en Arlós (Llanera) en dirección a Molleda (Corvera) y no se le ha vuelto a ver. La familia denunció su desaparición la madrugada del sábado y desde entonces no hace nada más que crecer su intranquilidad pues a la lógica preocupación por saber de su ser querido se une el hecho de que se trata de un enfermo mental y, como apunta su cuñada, «lleva seis días sin tomar la medicación».

La última pista sobre el paradero de José Manuel Pérez García lo sitúa en el puente de La Serrería de Las Vegas, previo paso por Molleda. La Policía ha recabado grabaciones de cámaras de vídeo del área urbana de Avilés próxima a Corvera y de Las Vegas para analizarlas en busca de pistas que permitan seguir los pasos que dio el desaparecido.

Compartir el artículo

stats