Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles confían en lograr una buena cartera de huéspedes durante el puente

El reparto de los días festivos a lo largo de la semana fomenta las reservas de última hora y las estancias medias son de dos días

Turístas en la calle La Fruta, en el casco histórico de la ciudad. | Ricardo Solís

El puente de diciembre presenta este año unas características diferenciales respecto de otros anteriores, al repartirse a lo largo de toda una semana los dos festivos nacionales: el martes 6 de diciembre, Día de la Constitución, y el jueves día 8, la Inmaculada Concepción. Estas fechas tradicionales de descanso laboral permiten en esta ocasión un reparto de periodo vacacional que se reflejará en las reservas hoteleras. En el caso de la comarca avilesina, "de siempre" son de última hora, aunque las perspectivas son favorables si se repite la tendencia de años anteriores.

Los profesionales del sector en la comarca avilesina coinciden en señalar que son múltiples los factores que van a influir en estas próximas fiestas. Además de poder repartir las reservas entre este fin de semana y el próximo, hay una gran incertidumbre económica, que puede tener más peso al estar las fiestas navideñas a solo un paso. Y, como siempre, la meteorología, ya que las previsiones siempre influyen a la hora de decidirse a viajar.

La dirección del hotel de cinco estrellas Palacio Avilés, en el palacio de Ferrera, tiene buenas perspectivas de cara a este largo puente festivo, aunque admite que las reservas en esta época "son de última hora". Aún así, "hay buenas previsiones", asegura.

Y lo mismo ocurre en el OCA Villa de Avilés, que confía en que sus actividades navideñas, incluido el encendido de la iluminación, sea un aliciente para las próximas fiestas. Su directora, Aida Iglesias, explicó que "aún es pronto para hacer una valoración de cara al puente. Las reservas ahora se hacen con poco tiempo de antelación, pero esperamos empezar con un primer fin de semana navideño movidito, puesto que este viernes hacemos nuestro encendido solidario, con actividades para los niños, chocolate con churros y por una causa solidaria. Al margen de este evento, esperamos empezar con buen pie".

El Alda Palacio Valdés también está a la espera de las reservas de última hora, pero con buenas perspectivas, aunque es cierto que este establecimiento se nutre a lo largo del año de clientes de empresa, que en estas fechas apenas hay.

"Ya en el puente de diciembre de 2021 pudimos observar un comportamiento en cuanto a reservas muy similar al de este año. Se intuía una ocupación bastante baja, con un flujo de reservas lento. En cuanto se iban aproximando las fechas, percibimos un notable incremento de peticiones, concretamente desde el 21 de noviembre. Al final, alcanzamos una ocupación media del 74,3% en el puente de diciembre de 2021 y para este año esperamos repetir estos datos", señalaron desde la empresa.

María José Arias, directora gerente del hotel 40 Nudos, ubicado en el caso histórico, explicó que "las reservas para el puente de diciembre son tradicionalmente de última hora. De momento son escasas porque para esas fechas se produce un parón en las reservas de empresa". Añadió que "este año, además, las fiestas caen diseminadas a lo largo de la semana, con lo que habrá quienes las cojan del fin de semana hasta el martes, y otros de jueves a domingo. También influirá el tiempo, porque si hace muy malo, la gente se anima menos a viajar. Pero creemos que el comportamiento será similar al de 2021".

Las perspectivas para el hotel Don Pedro, situado también en el centro histórico, "son buenas, porque ya hay reservas del año pasado, más las que se produzcan de última hora", señaló su gerente, Julio Álvarez.

El hotel Zen Balagares confirma las expectativas del resto de establecimientos hoteleros avilesinos. Les afecta que en esta época cae la ocupación ligada a los eventos y reuniones empresariales y añaden desde la dirección que "las reservas en estas fechas son de última hora". Pero aun así, las perspectivas "son buenas", aunque hay que ver cómo evoluciona al ser este año diferente por la distribución de los días festivos a lo largo de la semana.

Las estancias tampoco son de larga duración. La media suelen ser dos noches, o a lo sumo tres, aunque habrá que esperar para hacer balance.

En cualquier caso, uno de los retos en los que está inmerso el sector turístico en general y los hoteles de la comarca en particular es conseguir la desestacionalización de las visitas, incrementando los eventos empresariales y deportivos en la comarca avilesina fuera de los periodos vacacionales y festivos.

Compartir el artículo

stats