Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La niña Ainara Román enciende la luz navideña en Avilés, que por ahora solo luce en El Parche

La iluminación festiva, en la que destaca un gran árbol transitable, atrae a los primeros curiosos: "Teníamos muchas ganas de verla"

16

EN IMÁGENES: el encendido del alumbrado navideño de Avilés Mara Villamuza

Ainara Román, que tiene 8 años, había bajado ayer a Avilés –es de Piedras Blancas– para probarse el traje de la Primera Comunión y se encontró con el encendido de las luces navideñas de la plaza de España. Y eso que no paraba de chispear. Allí estaba, con su gorro de lana y su timidez de serie cuando la alcaldesa avilesina la cazó al vuelo. Iba a tener que ser ella la que tenía que encender el árbol de Navidad llamado a ser el más visto y fotografiado de la ciudad.

Mariví Monteserín, con el botón rojo en la mano, le explicó a la niña cómo había que presionarlo y le dijo también que, después, iba a estallar todo en luces. "Mira al árbol", le pidió Monteserín. Y, ahí, mirando al árbol colocado en medio de la plaza, Ainara Román vio como, de repente, todo era luz. Y, entonces, dio igual el orbayu, los paraguas, el frío. Ainara Román había encendido la Navidad avilesina y se encontró entonces delante de los focos de las cámaras de fotos de los periodistas, del micrófono de la tele. La alumna del colegio del Vallín, por un ratín, fue famosa. Ella y también las hermanas Daniela y Alejandra Burgos. La mayor, que va al colegio del Quirinal, tiene 5 años. La pequeña, 2. Las tres se encargaron de poner luz –tardía y parcial– a las celebraciones invernales. "Íbamos un poco retrasados, pero teníamos muchas ganas de ver las luces", confesó Marta García. Ella, su marido, Alejandro Gallego, y la niña de ambos. Que se llama Coral y a la que su madre llevaba en brazos. "Ahora vamos a Álvarez Acebal, que nos han dicho que hay una gran bola", anunció.

Esto lo dijo al final del conciertín que dieron los estudiantes del Conservatorio de Avilés: un cuarteto singular –violín, viola y dos chelos– y un coro de veintipocas voces bajo la batuta de la profesora Isabel Baigorri. Los instrumentistas estuvieron a cubierto –bajo el arco principal–, pero los otros no, los otros tuvieron que cantar bajo la lluvia y bajo los paraguas. Y lo hicieron con el ánimo cierto de empujar la celebración. Cuando terminaron gritaron: "¡Feliz Navidad!" Y los que vencieron la pereza de la lluvia, respondieron con clamor. La Navidad, aunque llegue tarde, siempre llega bien.

Lo mejor "fue cuando se encendió el cartel de Feliz Navidad", dijo Adrián Fernández. Siete años bajo la capucha y toda la admiración por el árbol de Navidad recién encendido. "Es altísimo", dijo desde su palmo y medio de altura llena de admiración. Algo parecido les pasó a los hermanos Izan y Sergio Sánchez Cuesta. Los dos estaban bajo el árbol luminoso y en el móvil de la madre de ambas. Las luces son como un imán para remarcar la celebración.

La iluminación se extenderá por todo el casco urbano a lo largo y ancho de 60 calles y plazas, además del Ayuntamiento, el teatro Palacio Valdés, el hórreo del parque de El Carbayedo y el pabellón de congresos de La Magdalena. Este año, además, llegarán los elementos decorativos a los barrios: El Carbayedo, Sabugo, El Quirinal, Llaranes, Villalegre, La Luz, Versalles, Valliniello, San Cristóbal, La Grandiella, el polígono de La Magdalena y en las avenidas de entrada y salida a la ciudad.

Pero eso aún tardará unos días porque, de momento, la única "fase" encendida ha sido la del Parche, la del "cogollín" histórico. Cosas de la maquinaria administrativa.

13

Encendido navideño en Piedras Blancas María Fuentes

Los villancicos de "Los Adioses" ponen música al encendido del alumbrado de Castrillón

El Ayuntamiento de Castrillón ya quería encender su alumbrado navideño la pasada semana; sin embargo, el ahorro energético motivó que las luces comenzaran a brillar ayer, a partir de las 18.00 horas, y con los villancicos de "Los Adioses" como telón de fondo.

La lluvia alteró los planes y pese a ser una tarde "un tanto desapacible", según palabras del concejal de Festejos, Roberto Santiago, la Navidad se dio por inaugurada en Castrillón. Un árbol de Navidad brilla en el entorno de la plaza Europa acompañado de una estrella de grandes proporciones y luces que decoran el perfil de las especies arbóreas existentes en la explanada ubicada entre el Valey y la casa consistorial, donde preside un letrero que reza "Felices Fiestas".

El Ayuntamiento ha colocado luces navideñas en los espacios comunes de las diferentes parroquias del concejo, en las rurales y en las urbanas, en los parques y plazas, también en rotondas. La asociación de comerciantes del concejo, Castricom, se ha encargado del resto, de decorar con iluminación navideña las calles y avenidas comerciales.

El encendido precede a un programa cargado de actividades y que se centralizarán, principalmente, en la carpa que estará instalada el día 17 en la plaza Europa. Esa jornada comenzará la actividad inaugural, la carrera de "Ocho kilómetros de Castrillón". Hasta el 7 de enero, habrá actividades infantiles y juveniles, talleres de robótica, malabares y hasta una Nochevieja infantil el día 30.

También estará el cartero real en la antigua biblioteca de Salinas el día 22 y la cabalgata recorrerá las calles de Piedras Blancas. La orquesta "Capitol" despedirá el año en Piedras Blancas, el día de Reyes tocará el grupo "Beatriz", mientras que el 7 de enero actuará la orquesta "Tekila".

Compartir el artículo

stats