Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés y Guijuelo, dos equipos unidos más allá del campo

Cinco miembros del conjunto blanquiazul tienen pasado en el cuadro salmatino, que visita mañana el Suárez Puerta

Por izquierda, Jorge González «Astu», Javi Rey, Jonxa Vidal, Pablo Espina y Natalia González, ayer, en el banquillo del Suárez Puerta. | María Fuentes

El encuentro de mañana entre el Avilés y el Guijuelo en el Suárez Puerta va a tener tintes especiales para cinco de los miembros del Real Avilés. "Es un gran club, muy diferente a esto. Todos hablan maravillas de él y cuando lo vives en primera persona te das cuenda de porqué", destacan Jorge González "Astu", director deportivo, Natalia González, directora general, Pablo Espina, Jonxa Vidal y Javi Rey, futbolistas de la primera plantilla. En mayor o menor medida, los cinco han formado parte de la disciplina salmantina, y sus recuerdos de su paso por la tierra del jamón no pueden ser mejores.

Astu, viejo conocido del entrenador rival. "Miguel Sánchez, el entrenador del Guijuelo, es de mi pueblo", reconoce Astu. El director deportivo blanquiazul estuvo durante dos años en las oficinas del conjunto salmantino y fue el encargado de contratar al cuerpo técnico que actualmente dirige el Guijuelo.

"Tengo grandes amistades en el club, es lo bonito que tiene el fútbol, que siempre te quedas con gente. Además, he entrenado a varios de los jugadores de la plantilla: Piojo, Rodri, Carlos Rubén, Cristóbal... Y he jugado con Toti y con Garban", recuerda el gijonés, que reconoce que no podrá estar muy pendiente del partido. "Es el encuentro al que menos atención estoy prestando. Estoy con el mercado de fichajes y eso me ocupa todas las horas", comenta el blanquiazul, que destaca el gran nivel adquisitivo que hay en Guijuelo, lo que permite al club competir con garantías en Segunda RFEF.

El alcalde de Guijuelo viene al Suárez Puerta gracias a Natalia González. "Fue una etapa muy bonita en mi vida, tanto a nivel personal como profesional", confiesa Natalia González, directora general del Avilés. Aunque entró en el mundo del fútbol en el Mirandés, donde hizo las prácticas, Guijuelo fue el primer lugar donde tuvo responsabilidades de verdad y allí estuvo durante once años. "Empecé como secretaria del club, era la mano derecha del presidente. Poco a poco me fueron dando más roles. Estuve en prensa, en redes sociales, en coordinación de cantera... Incluso llegué a entrenar a los benjamines y a los prebenjamines. Menos jugar hice de todo", bromea la mirandesa, que hace un balance muy bueno de su paso por tierras salmantinas.

De hecho, este domingo tendrá la visita de varios amigos de la localidad, que aprovechando el partido se acercarán a Avilés. "Uno de mis mejores amigos allí es el alcalde, que vendrá con su mujer y sus hijos. Quiero llevarles a conocer el casco antiguo y la zona del Niemeyer, además de invitarles a comer, obviamente", afirma González, que aunque reza para que el tiempo no chafe sus planes, reconoce que ya está acostumbrada al tiempo de Asturias. "Para mi va a ser un encuentro muy especial. Guijuelo va a ser siempre mi casa. Cuando nos toque visitarles también va a ser muy emocionante. Además, será el último encuentro de Liga, ojalá llegar con el trabajo hecho", señala, aunque no esconde que, en el caso de jugársela ante el Guijuelo, su corazón solo tiene un color: el blanquiazul. "De corazón dividido nada, si hay algo en juego para nosotros yo voy siempre con el Avilés", sentencia.

El lugar donde Javi Rey conoció a Jonxa Vidal. "Fue un año muy bueno, la verdad. Tras varios años en Galicia decidí volver a salir fuera y la experiencia no pudo ser mejor", explica Javi Rey, centrocampista del Avilés. En el Guijuelo se convirtió en el dueño de la sala de máquinas salmantina, en un año "donde había un grupo espectacular, lo que hizo que tenga un recuerdo imborrable", indica el gallego.

Siendo jugador del equipo guijuelense fue donde conoció a Jonxa Vidal, lateral con el que ahora vuelve a compartir vestuario. "Me vino genial conocerlo de aquella época, porque cuando nos vimos aquí ya tenía una cara conocida", reconoce Rey, que nota la diferencia de presión entre el Suárez Puerta y el estadio del Guijuelo.

"Al final allí siempre venían los de siempre, es un pueblo de siete mil habitantes. Eso sí, había buen ambiente, pero solo hay una grada y había gente que tenía que estar de pie. Aquí se nota que la gente aprieta", afirma el mediocentro, que valora el gran trabajo que hace el Guijuelo desde las oficinas, ya que es "un club muy serio".

Espina se enfrenta a su mejor amigo futbolístico. "Lo recuerdo con gran cariño, tanto el pueblo como el club. Fue una etapa que me vino muy bien", confiesa Pablo Espina, delantero blanquiazul. Bajo los colores del cuadro salmantino se convirtió en un fijo en los planes de Ángel Sánchez, el entrenador del club de aquella época. "Me acuerdo que llegué un miércoles y ese mismo domingo ya estaba jugando. Siempre que estuve disponible confiaron un montón en mí", comenta el punta, que estuvo temporada y media en el equipo.

Durante ese tiempo pudo entablar relación con varios de sus rivales de mañana, Cristóbal, es su "mejor amigo futbolístico", y aunque en sus conversaciones de estos días han dejado el fútbol a un lado, el ovetense desea medirse a él en el terreno de juego. "Me encantaría poder estar luego un rato con él, pero tiene que volver con el bus del equipo", lamenta el futbolista.

Jonxa Vidal quiere secar a su amigo Carmona. "De primeras no parece una plaza muy grande, pero cuando estás ahí te das cuenta de lo bien gestionado que está el club. Cuidan todos los detalles", elogia Jonxa Vidal, defensa blanquiazul que estuvo durante temporada y media enrolado en la disciplina salmantina. Allí, además de compartir escenario con Javi Rey, tuvo un papel destacado, llegando a jugar como extremo por ambas bandas, a pesar de que su posición natural está unos metros más.

"Estos días hable con Carmona, uno de mis excompañeros allí, y ya nos hemos picado un poquito", reconoce el gallego, que también compartió minutos con Jonathan Martín, actual director deportivo del club. "Están haciendo una temporada impresionante, pero les vamos meter caña, que sepan lo que es el Suárez Puerta", aventura el lateral, motivado por el encuentro.

Compartir el artículo

stats