Windar iza en el Puerto la primera pieza para el parque marino Vineyard, en Estados Unidos

La multinacional avilesina suministrará 62 estructuras para el proyecto de Iberdrola, que genera más de 400 empleos directos en Asturias

Izado de la primera pieza de transición de Windar para el proyecto Vineyard Wind I, en el Puerto. | Windar

Izado de la primera pieza de transición de Windar para el proyecto Vineyard Wind I, en el Puerto. | Windar / A. P. Gión

Amaya P. Gión

Amaya P. Gión

Un nuevo coloso de la multinacional avilesina Windar Renovables destaca en la imagen que ofrece la margen derecha del puerto de Avilés. Este lunes se subió en el muelle la primera pieza de transición que está fabricando la compañía del Grupo Daniel Alonso para el proyecto Vineyard Wind I , que destaca junto a las ya imponentes estructuras para el parque eólico marino Baltic Eagle, que esperan en Valliniello para ser embarcadas rumbo a su destino.

La recién izada es la primera de las 62 piezas de transición que fabrica Windar para Vineyard Wind I, el proyecto de Iberdrola y Copenhagen Infrastructure Partners para Estados Unidos. Ese parque eólico marino a gran escala, frente a las costas del estado de Massachusetts, tendrá una capacidad de 800 megavatios y podrá satisfacer las necesidades energéticas de más de 400.000 hogares. El complejo en alta mar se encuentra a unos 24 kilómetros al sur de Martha’s Vineyard y unos 55 kilómetros al sur de la península de Cape Cod.

También evitará la emisión de más de 1,6 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, el equivalente a retirar 325.000 vehículos de las carreteras. Igualmente, durante la vida del proyecto se ahorrará un total de 3.700 millones de dólares en costes energéticos en la región de Nueva Inglaterra. Este proyecto de Iberdrola se traduce en más de 400 empleos directos en las instalaciones avilesinas de Windar.

Esa primera pieza de transición para Vineyard Wind I destaca en altura junto a las ya imponentes estructuras que saldrán del puerto de Avilés hacia el parque Baltic Eagle, el segundo proyecto de eólica marina promovido por el grupo Iberdrola en Alemania tras poner en marcha Wikinger.

Para fabricar todas esas estructuras de intenso color amarillo que están tomando el muelle de Valliniello se necesitan 800 trabajadores y la participación de una treintena de proveedores locales.

Cada una de ellas mide 15 metros de alto, 6,5 de diámetro y pesa 240 toneladas. Con una capacidad de 476 megavatios, Baltic Eagle contará con cincuenta aerogeneradores de 9,53 megavatios de potencia unitaria sobre monopilotes. Suministrará energía sostenible a unos 475.000 hogares.

Suscríbete para seguir leyendo