Una oleada de robos obliga a establecer un perímetro en torno al velero de Bañugues

Los propietarios del barco presentarán en los próximos días un proyecto para sacarlo del arenal tras cumplir dos semanas encallado

El velero, varado en la playa de Bañugues. | Ricardo Solís

El velero, varado en la playa de Bañugues. | Ricardo Solís / Christian García

Christian García

Van dos semanas desde que el 2 de septiembre, un velero con bandera de Noruega y 17 metros de eslora acabara varado en la playa de Bañugues (Gozón). Desde aquel día en el que los tripulantes de la embarcación fueron auxiliados por los vecinos de la zona, la situación ha terminado por ir a peor: la nave, que sigue encallada en la orilla, se ha convertido en un imán para los curiosos, que no dudan en acercarse para fotografiarse subidos en ella, o incluso atreverse a realizar pequeños robos tanto de su exterior como interior, lo que ha obligado a sus propietarios a pedir la intervención del Ayuntamiento de Gozón y de la Policía Local.

Fuentes policiales han asegurado a este periódico que se ha procedido a levantar un perímetro de seguridad alrededor de la embarcación tras la solicitud de sus dueños, lo que, en caso de infracción, derivaría en sanciones administrativas económicas. Con ello, se pretende ahuyentar a los posibles cacos y, del mismo modo, evitar que más curiosos se acerquen y suban a la cubierta del velero, lo que podría derivar en lesiones leves o graves en algunos por considerar la embarcación como una atracción de recreo. Y es que el velero, desde el primer día, "atracó" con buen pie en la playa de Bañugues, actualmente presenta una estampa que ha encandilado a los vecinos de la zona, a residentes de otras zonas del concejo y de la comarca e, incluso, a los turistas que se acercan a diario hasta el lugar. De cara a la próxima semana, y tal como trasladaron las fuentes policiales, los propietarios del barco tienen previsto presentar un proyecto a Costas para llevar a cabo la retirada de la nave. Ello requeriría de la aprobación de la Administración del Principado, motivo por el que los dueños esperan se acelere el trámite y así poder reflotar un barco que ha cautivado a una población y, tras su inesperada llegada a tierra, espera poder seguir viéndolo de cerca.

Suscríbete para seguir leyendo