Desplome de matrículas en los colegios de la comarca avilesina: estos son los concejos que salen peor parados

Soto del Barco es el único concejo que mantiene su alumnado para el próximo curso y solo hay cinco centros que consiguen crecer

Escolares de Castrillón.

Escolares de Castrillón. / Mara Villamuza

Illán García

Illán García

El descenso en las matrículas escolares es una constante en los últimos ejercicios y un ejemplo más del invierno demográfico que sufre Asturias. En la comarca avilesina, el único concejo que, al menos, conseguirá mantener su cifra de alumnos el próximo curso es el de Soto del Barco tanto en el colegio de La Arena como en el de la capital del municipio. El resto, van todos cuesta abajo. El descenso más notable, si cabe, es el de Castrillón y Corvera donde entre ambos descienden cien alumnos con respecto al curso actual. El caso de Castrillón rompe una tendencia, ya que en la última década había conseguido ser el único municipio que crecía en matrículas escolares a nivel general, desde Infantil hasta Bachillerato. En ese mismo período de tiempo, Soto del Barco, sin embargo, salía peor parado.

Avilés sigue en su línea de caída. Eso sí, mantiene alguna "isla" que va a contracorriente de la tónica general como el colegio Virgen de Las Mareas que gana un alumno, el Marcelo Gago que prevé subir en siete alumnos y Las Doroteas, que verá incrementada su matrícula en 17 más. En ese grupo se incluye el colegio de La Canal de Luanco y la escuela de la Sagrada Familia de Corvera, el resto de centros de la comarca no acaba de arrancar.

Gozón también perderá alumnado a partir de septiembre desde el segundo ciclo de Infantil, las aulas de tres años. "La cuestión general es que apenas hay alumnos porque apenas se registran nacimientos", apunta la directora del colegio de La Toba, Yolanda Molero. Para más abundamiento, el año 2021 fue de los peores en lo que alumbramientos de refiere: el Hospital San Agustín, solo registró 632, una cifra que sigue en retroceso en ejercicios sucesivos.

Los centros educativos cerraron la preinscripción de la matrícula escolar el pasado día 7. A falta de formalizar la inscripción definitiva, Avilés contará el próximo curso con 151 pupilos menos, que surgen de restar a los 6.880 actuales a los 6.729 que están apuntados en los centros públicos de Infantil y Primaria y concertados de la ciudad, que abarcan hasta la ESO. El caso de Castrillón, la pérdida de alumnado es de 42 alumnos menos sin contar el colegio público El Vallín, que no facilitó datos a este periódico. Ninguno de los centros del segundo municipio en población de la comarca ha conseguido ni siquiera mantener la matrícula de este curso para el año escolar 2024/2025. Corvera sufre de nuevo otra caída y desciende en 52 escolares en los colegios públicos mientras que la escuela infantil Sagrada Familia ve incrementada su filiación en el ciclo de 3 a 6 años en seis pequeños para alcanzar los 62.

Desplome de matrículas en los colegios de la comarca avilesina: estos son los concejos que salen peor parados

Desplome de matrículas en los colegios de la comarca avilesina: estos son los concejos que salen peor parados / LNE

En Gozón, solo prevé crecer el colegio de La Canal con un tímido incremento de dos alumnos, de 115 a 117 "y se esperan más", afirman optimistas desde el centro de la calle Suárez Inclán. La Vallina y el Colegio Rural Agrupado (CRA) verán reducida su comunidad educativa. Soto del Barco, que llevaba cuatro años en caída libre, ha conseguido, al menos, plantar cara a esa tendencia con el mantenimiento de su cifra de alumnado, tanto en el colegio de Soto como en el de La Arena, que seguirán con sus 97 y 48 pupilos, respectivamente.

"Nacen menos niños y vamos menguando cada curso", apunta Ramón Estébanez, director del colegio Enrique Alonso, que ha visto como su centro mantendrá su cifra de alumnado gracias "a una buena matrícula en tres años: recibimos 38 críos y de Sexto marchan 40". Beatriz Rodríguez, su homóloga del Quirinal, celebró que pese al descenso de matrículas "sumar 57 niños en tres años" es "para estar muy contentos". En Sabugo, Javier Miranda celebra que las preinscripciones recibidas en su centro "superaron las previsiones iniciales". Este año, igual que años anteriores el más castigado en la pérdida de alumnos fue el colegio Versalles, el próximo curso le tocará al Palacio Valdés con un descenso de casi medio centenar de pequeños.

Así las cosas, algunos directores de centros consultados por este periódico advierten de que los "malos" datos de matriculación son "algo habitual" en los últimos años. Familias que no quieren tener hijos, la situación económica, la carestía de la vida... Todo son factores que explican el invierno demográfico de la comarca y asturiano. "Si solo hay un concejo de la comarca (Soto del Barco) que no tiene datos negativos y que se mantiene, es un dato muy significativo de cómo estamos", coinciden dos directores avilesinos que cruzan los dedos para que el próximo año por estas fechas los centros "sigan teniendo cifras similares y no vaya a peor".

Suscríbete para seguir leyendo