¿La playa de Salinas gana o pierde arena? El Puerto y los geólogos se enzarzan

Los informes de la Autoridad Portuaria dicen que hay 598.095 metros cúbicos más de áridos, y algún investigador lo niega

La draga 'SIF R' (bautizada así por la esposa del dios de la mitología nórdica Thor) en la bocana del Puerto de Avilés

La draga 'SIF R' (bautizada así por la esposa del dios de la mitología nórdica Thor) en la bocana del Puerto de Avilés

Marián Martínez

Marián Martínez

La Autoridad Portuaria de Avilés niega que exista correlación entre los dragados en el Puerto de Avilés y la evolución del sistema dunar y la pérdida de arena en la playa de Salinas, rechazando así las afirmaciones de Germán Flor Blanco, profesor de Geología de la Universidad de Oviedo. Para ello, los técnicos del Puerto avilesino se basan en los estudios realizados por el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (INDUROT), perteneciente a la propia Universidad de Oviedo, el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), y el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria. Los informes señalan que desde el año 2005 la playa (seca, húmeda y el sistema dunar) ha ganado 598.095 metros cúbicos de arena.

La cúpula del Puerto ha replicado en contra de las aseveraciones realizadas por el geólogo y profesor de la Universidad de Oviedo, Germán Flor Blanco, quien afirmó que es "evidente, publicada y demostrada" la relación causa-efecto entre los dragados y la pérdida de arena en la playa, además de en el sistema dunar, con un "daño ambiental incalculable".

El presidente de la Autoridad Portuaria, Santiago Rodríguez, Vega, aseguró ayer desconocer en qué estudios se basa Germán Flor, pero remarcó que son contrarios a los publicados hasta la fecha, en los que se señala la edificación masiva de viviendas y la construcción sobre la duna de un paseo de más de un kilómetro como las causas de la desaparición y eliminación de todo el sistema dunar en la parte occidental de la playa de Salinas. Esas construcciones habrían alterado el comportamiento de la propia duna ante el oleaje y los temporales, así como del sistema de corrientes y circulación del sedimento de la propia playa y la falta de reservorio de arena del sistema. Según los estudios que maneja la Autoridad Portuaria de Avilés, el frente dunar de San Juan de Nieva retrocedió de uno a cuatro metros entre 2020 y 2021, años en los que no se realizaron dragados en el Puerto de Avilés, y que en los últimos años se ha estabilizado.

También se concluye de esos estudios que la pérdida de arena en las últimas décadas coincide con el abandono de los dragados del río Nalón en San Esteban de Pravia y el vertido de dichos sedimentos, que las corrientes desplazaban hasta la playa de Salinas.

La Autoridad Portuaria ya ha dado por finalizado el último dragado, en el que se han retirado 33.000 metros cúbicos de la bocana y del canal de la ría para permitir la navegabilidad para los grandes buques.

Suscríbete para seguir leyendo