Una isla de innovación en Avilés: un futuro con nuevos accesos, viviendas, bares, restaurantes y hasta gimnasio

Los partidos políticos coinciden en la configuración de los terrenos de la ampliación del Parque Tecnológico, que se empieza a diseñar

El Centro Niemeyer y los terrenos aledaños en los que se desarrollará la ampliación del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación, en una imagen tomada antes del derribo de las antiguas baterías de coque (a la derecha).

El Centro Niemeyer y los terrenos aledaños en los que se desarrollará la ampliación del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación, en una imagen tomada antes del derribo de las antiguas baterías de coque (a la derecha). / Sepides

Marián Martínez

Marián Martínez

Nuevos accesos, vivienda pública de transición, hostelería, restauración y hasta un gimnasio. Estas son algunas de las propuestas que se plantearon en la reunión mantenida ayer entre los grupos políticos del Ayuntamiento de Avilés y los técnicos de la consultora Rueda y Vega Asociados, encargados de desarrollar la modificación del Plan Urbano para la ampliación del Parque Científico Tecnológico Isla de la Innovación.

La reunión comenzó con una explicación técnica sobre el procedimiento a seguir, para luego escuchar los planteamientos de los grupos municipales, que fueron bastante coincidentes.

La idea común es que más allá de la ampliación del parque tecnológico, el ámbito en el que se va a actuar debe servir de nexo de unión entre la ciudad y el área industrial. Conseguir un espacio de transición en el que, más allá de la actividad puramente laboral, sea un lugar donde también se pueda "hacer vida".

Para ello, el primer escollo a salvar son las conexiones. Todos los grupos municipales estuvieron de acuerdo en algunas ideas, como que hay que reformar el puente Azud, conectar la nueva estación intermodal con ese nuevo entorno, además de construir accesos peatonales y de carril bici.

Otro aspecto en el que ha habido consenso es en la búsqueda de fórmulas que permitan integrar el Centro Internacional Óscar Niemeyer en ese nuevo espacio, no solo como atractivo cultural, sino como foco de actividad social.

Pero hay más. La vivienda, ese bien escaso y caro, también estuvo presente, y se planteó la posibilidad de construir algún edificio pero con un objetivo concreto: albergar de manera temporal a investigadores, científicos, trabajadores e incluso estudiantes de la Escuela de Arte. Sería un primer paso para que después pudieran quedarse a vivir en Avilés.

Y si hay vivienda y actividad cultural, se sobrentiende que esas personas necesitarán una serie de servicios, como pueden ser de restauración, de hostelería o incluso algún gimnasio.

Los técnicos encargados de redactar el proyecto tomaron nota de estas propuestas de los grupos municipales, porque en los próximos días escucharán a empresarios, asociaciones vecinales, a los responsable del Centro Niemeyer e incluso al Principado.

Manuel Campa, concejal de Desarrollo Urbano, participó en la reunión junto a Pelayo García, concejal de Servicios Urbanos, Movilidad, Medio Ambiente y Participación. Campa destacó que los grupos con representación en el Ayuntamiento "tenemos un concepto muy similar de lo que debe ser ese futuro entorno. Vamos con el papel en blanco para que se aporten ideas, porque es un proyecto de ciudad y todo debemos sentirnos parte de él".

David García, portavoz de Cambia Avilés –socio del PSOE en el gobierno local–, acudió junto al concejal Agustín Medina y valoró positivamente "que se cuente con los grupos municipales y con los agentes sociales para tratar asuntos de calado en la ciudad. Esta es una primera toma de contacto, y espero que haya más a medida que avance el proyecto".

Los concejales del PP Pablo Emilio Menéndez y Jorge García pusieron el foco con sus propuestas en los accesos, planteando la necesidad de encontrar soluciones en el puente Azud y otro peatonal a la altura del Hospitalillo de Ensidesa.

Arancha Martínez Riola, portavoz de Vox, incidió en la necesidad de que "ese espacio no sea un polígono sin más, sino un lugar atractivo", y agradeció "la toma de contacto y que se tenga en cuenta las opiniones de todos los grupos".

Suscríbete para seguir leyendo