Avilés ya ha rechazado dos solicitudes para instalar parques de baterías

Los proyectos se ubicarían en el entorno de la subestación de Valliniello, pero según el informe del Ayuntamiento hay "incompatibilidad urbanística"

Personas concentradas ayer delante del ayuntamiento de Candamo para expresar su rechazo a la construcción de parques de baterías en zonas rurales.

Personas concentradas ayer delante del ayuntamiento de Candamo para expresar su rechazo a la construcción de parques de baterías en zonas rurales.

El Ayuntamiento de Avilés no ha esperado a que el Principado elabore los criterios para la instalación de futuros parques de baterías para el almacenamiento energético. De momento ya ha rechazado dos solicitudes para ubicar sendas instalaciones en las inmediaciones de la subestación de Valliniello. En ambos casos, los informes de denegación se sustentaban en "incompatibilidad urbanística".

Los promotores de este tipo de instalaciones buscan, generalmente, ubicaciones cercanas a puntos de conexión a la red, con el objetivo de minimizar la inversión. De ahí que la subestación de Valliniello fuera un lugar propicio para las empresas solicitantes.

La consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, insistió de manera reiterada que hasta el momento no se ha autorizado ni concedido licencia alguna para la instalación de ninguno de estos parques, pese al aluvión de solicitudes. Según los últimos datos conocidos, hay 70 proyectos en el Principado, de los que al menos 38 están en tramitación pública. En la comarca avilesina hay informados en total cuatro, de los que dos corresponden a Avilés, uno a Corvera y otro a Gozón. El concejo de Illas ya rechazó "tajantemente" el pasado mes de mayo la pretensión de dos empresas de desarrollar su proyecto entre este municipio y Candamo. Su exigencia se resumía en que esas instalaciones son propias de espacios industriales, y no del medio rural.

La Consejería de Transición Ecológica se encarga de realizar los informes medioambientales, y que estos sean favorables no significa que estén autorizados El procedimiento es mucho más complejo, ya que estas instalaciones energéticas requieren de una autorización administrativa previa, de una evaluación de impacto ambiental simplificada y de una autorización de construcción. Una vez que todo eso sea favorable, se debe tener, además, el visto bueno del ayuntamiento en el que se vaya a ubicar, superando el trámite urbanístico municipal para obtener la preceptiva licencia municipal.

Ovidio Zapico, consejero de Ordenación del Territorio, señaló que el Ejecutivo regional ultima las bases sobre las que se regulará la instalación de los futuros parques de baterías para el almacenamiento energético (Sistema Bess), y que al tener carácter industrial, no se permitirán en núcleos urbanos o viviendas.

Candamo se "blinda"

La Corporación municipal de Candamo, formada por cuatro concejales del PSOE, otros cuatro del PP y uno de IU, aprobó ayer por unanimidad una moción que a efectos prácticos "blinda" el concejo frente a la pretendida instalación de parques de baterías eléctricas "o cualquier otra instalación de similares características y fines".

La moción la presentaron de forma conjunta el PSOE e IU, los partidos que gobiernan en coalición, y la apoyó el PP. En la redacción del texto también tuvieron una cuota de protagonismo los vecinos, organizados en una plataforma ciudadana que rechaza los parques de baterías.

A este respecto, el portavoz de la plataforma cívica, Arturo González Cienfuegos, celebró que haya funcionado la "democracia participativa" y destacó que Candamo sea el primer concejo asturiano que se pronuncia institucionalmente en contra de los parques de baterías: "Se ha dado un paso ejemplar, pero esto no es el fin de nada, solo el comienzo de un camino en el que los vecinos seguiremos movilizados y muy atentos a cada nuevo movimiento".

La convocatoria del Pleno en el que se iba a tratar la moción enfocada a poner cuesta arriba el desarrollo de parques de baterías en Candamo atrajo a un centenar de personas llegadas de varios pueblos del municipio, pero también de los municipios colindantes de Illas (donde hay localidades indirectamente afectadas por los proyectos de Candamo) y Las Regueras (donde se libra una batalla cívica parecida a la candamina).

La moción aprobada expresa abiertamente el rechazo que suscita en Candamo la pretendida implantación en el concejo de parques de baterías, compromete al Ayuntamiento a presentar alegaciones a dichos proyectos ante la Consejería de Transición Ecológica y la dirección general de Energía del Principado (entes competentes para la tramitación del expediente administrativo) y en el caso de que los proyectos recibiesen informes favorables, compromete al Ayuntamiento candamín a "utilizar todas las herramientas en su mano dentro de la normativa urbanística para impedir la instalación de los proyectos".

Suscríbete para seguir leyendo