"Filovisión", la curiosa iniciativa de un colegio avilesino que une filosofía e inteligencia artificial

Los alumnos del San Fernando han participado en un concurso en el que utilizaron leyes filosóficas para crear canciones

Alumnos de primero de Bachillerato del Colegio San Fernando, visionando su proyecto musical en clase. | C. S. F.

Alumnos de primero de Bachillerato del Colegio San Fernando, visionando su proyecto musical en clase. | C. S. F.

Noé Menéndez

Noé Menéndez

Inteligencia artificial y música. Esther Fano, profesora del colegio San Fernando, puso estos ingredientes en una coctelera y el resultado no pudo salir mejor. Mezclando ambos conceptos la profesora desarrolló un concurso, llamado "Filovisión", en el que sus alumnos de primero de Bachillerato utilizaron diferentes teorías filosóficas para desarrollar canciones de diferentes géneros musicales, siempre con ayuda de la inteligencia artificial (IA). "Una de ellas podría ser la canción del verano", bromea la docente, encantada con la gran acogida que ha tenido la idea entre sus alumnos.

"Todo surgió porque veía que la IA estaba cada vez más de moda. Investigando, vi que había un programa que te permitía hacer música y pensé que podía ser algo que se trasladase al aula", explica Fano. Dicho y hecho. La profesora propuso la idea a sus alumnos que, aunque no conocían la herramienta, la recibieron con los brazos abiertos. "A partir de ahí se creó un proyecto en el que mezclar música y filosófica. Ellos debían escoger una teoría filosófica, la que más les gustase, y con ella crear una canción para luego hacer un concurso al estilo Eurovisión", señala. El estilo de música era libre y los estudiantes, "motivadísimos", se pusieron a discurrir.

La acogida pilló por sorpresa a la propia docente, que no pensaba que la acogida iba a ser tan buena. "Desde el principio a los alumnos les interesó mucho. Ha sido algo increíble, a partir de su creatividad y capacidad de aprendizaje han hecho canciones muy trabajadas", destaca Fano, quien alaba que los estudiantes han tenido que hacer letras con fundamento a través de diferentes teorías filosóficas, algo nada sencillo de primeras. Además, señala que este proyecto fomenta varias competencias claves en la educación, como el trabajo en equipo, la creatividad o el aprendizaje. "Me quedé fascinada, son chicos muy creativos de normal, pero esto les fascinó", añade.

Tras el trabajo durante días, llegó el momento de exponer sus canciones al resto de compañeros. Al puro estilo "Eurovisión", cada grupo presentó su obra a sus compañeros, que tenían que darles puntos dependiendo de lo que les gustase el tema. "La ganadora podría ser perfectamente la canción del verano", asegura Fano, quien señala que los estudiantes "buscaron canciones pegadizas y se trabajaron mucho los videoclips". Para ella la clave de este trabajo está en "crear competencias que exijan al alumnado algo diferente". "Yo creo que en la filosofía se aparte de ser una asignatura y se centre en el pensamiento, que se haga cercana al alumno. Si tengo que explicar algo de Aristóteles, por ejemplo, intento llevarlo a algo que ellos sientan cercano. Esto es un ejemplo de ello", comenta Fano, quien se muestra muy orgullosa de sus alumnos y de todo lo trabajado durante estas semanas. "Si se sabe encauzar la inteligencia artificial se puede usar para algo muy bueno", sentencia, al tiempo que promete seguir desarrollando ideas como esta para acercar la filosofía a los más jóvenes.

Suscríbete para seguir leyendo