Pistoletazo de salida al verano en Luanco: así fue su tradicional comida en la calle

Miles de personas abarrotan el centro de la capital de Gozón con la comida en la calle: "Con un día así es una gozada"

Noé Menéndez

Noé Menéndez

"Pero, ¿has visto el día que hace hoy? Era imposible que nos quedásemos en casa". Alrededor de dos mil personas, según la organización, abarrotaron las calles de Luanco para celebrar su particular comida en la calle. Embutido, empanada, tortilla... Todo era válido para dar el pistoletazo de salida al verano luanquín con un evento que autóctonos y foráneos ya lo consideran tradición. Aunque el viento jugó alguna que otra mala pasada, con señoras corriendo detrás de bolsas de plástico y un cubo de basura "de paseo" por una de las calles, el buen tiempo fue el gran protagonista de la jornada, excusa ideal para que los vecinos saliesen a la calle: "Con un día así es una gozada estar fuera".

"Nosotros teníamos dudas de si participar o no, porque con nuestra edad no es muy recomendable estar fuera, pero finalmente nos decidimos. No pudimos tomar mejor decisión", señaló Remedios Gómez, que junto a su marido Luis se disponía a sacar los táperes de rebozados y embutidos. "Hay que forrar bien, que luego se toma una sidra y empieza a moverse toda la calle. Con esto (señalando la comida) puedes tomar todo lo que quieras sin peligro ninguno", bromeaba.

Junto a sus hijos, Marco y Esteban, estaba María Suárez, que esperaba cerca de su mesa a que su pareja encontrase aparcamiento en la zona, algo que, en fechas señaladas, parece tarea imposible. "Mira que intentamos venir con tiempo, pero somos conscientes de que, en días como hoy, o te sonríe la suerte o no hay manera. Pero bueno, como es para salir a tomar algo, parece que duele menos", aseguraba divertida la avilesina, invitada a la fiesta por familiares. "Es una gran jornada para estar de charla con personas que no has visto en tiempo o que trabajan fuera. Por mi se tendrían que hacer fiestas como estas todos los meses, para poder socializar", apuntó.

"Ahora ya estamos de vacaciones, que la universidad está prácticamente finiquitada, así que hay que empezar a disfrutar del verano", señaló Marta Cuesta, que con su grupo de amigas llevaba varias cajas de sidra que pensaban disfrutar durante toda la tarde. "Para nosotros este día es como la salida al verano, ahora solo se puede pensar en cosas como esta", aseveró la gozoniega. Con la comida en la calle, arranca un nuevo verano en Luanco, a la espera de todos los turistas que aterrizarán en las próximas semanas.