La "Carretera de Avilés" llega a Tennessee: un vecino de Salinas canta en la mansión de Johnny Cash, "rey del country"

Un encuentro familiar de los descendientes del indiano avilesino Rafael García Guardado llena de asturianía la mansión de Johnny Cash, el "Rey del country"

Rafael Luis García, en la calle Broadway de Nashville.

Rafael Luis García, en la calle Broadway de Nashville. / R.L.G.

Francisco L. Jiménez

Francisco L. Jiménez

Las paredes de la mansión que construyó en vida en Nashville (Tennessee) el llamado "Rey del country", Johnny Cash, rezuman historia y aún devuelven los ecos melancólicos de canciones míticas como "Folsom Prison Blues" o "I Walk the Line" cantadas por el "Hombre de Negro", como también era conocido. Y ha sido en ese templo de la música universal donde hace días sonó "Carretera de Avilés", una canción que, como el country en Estados Unidos, forma parte de la música popular asturiana. La cantó Rafael Luis García, actual presidente de la asociación de jubilados de Salinas y hasta fechas recientes responsable de la asociación asturiana "Lepanto" de veteranos de la Armada. Y lo hizo a capela, retado por su prima Ana Cristina Cash, cantante profesional y pareja sentimental de John Carter Cash, el hijo primogénito del cantante que escribió páginas de oro de la música estadounidense.

El avilesino afincado en Castrillón no solo se atrevió con "Carretera de Avilés", sino que también se arrancó con el himno de Covadonga y "Asturias, patria querida". Todo un alarde de asturianía musical en un estado, Tennessee, que tiene a gala conservar la memoria artística de dos monstruos de la canción como fueron Elvis Presley y Johnny Cash.

La "Carretera de Avilés" llega a Tennessee

Rafael Luis García junto a varios de los discos de oro y platino que ganó Johnny Cash / R.L.G.

La peripecia de García en tierras americanas regadas por el bourbon tiene que ver, fundamentalmente, con un reencuentro familiar, el del clan de los García, un grupo cuyo origen se remonta a Villalegre (Avilés) en los albores del siglo XX. "Mi abuelo Rafael García Guardado emigró a Cuba e hizo fortuna en el comercio y el cultivo de azúcar. Volvió para casarse con Paula García y retornó a la isla, hasta que se jubiló y se afincó definitivamente en su Villalegre natal. Tuvieron seis hijos, una de ellos mi madre. Y es de esa descendencia de donde sale la actual prole de primos repartidos por España, México y Estados Unidos, con especial presencia en Miami por aquello de la disidencia cubana", cuenta Rafael García.

El periplo estadounidense que llevó a García y a su esposa, Manuela Gil, a Tennessee comenzó en Nueva York, donde su nieto Pelayo Rodríguez-Sampedro se graduó a finales del pasado mayo en la universidad donde cursó estudios de negocios. Invitados por su prima Ana Cristina Álvarez (ahora de casada Cash), la pareja viajó hasta Nashville en compañía de su hija, Natalia García; su yerno, Manuel Rodríguez-Sampedro; y los hijos de ambos, Pelayo y Alejandro, además de sus consuegros, Manuel Rodríguez-Sampedro y Josefa González. En la capital de Tennessee les esperaban el matrimonio Ana Cristina Cash-John Carter Cash y una sorpresa: las primas Marisa y Ayleen Álvarez, residentes en Miami.

La "Carretera de Avilés" llega a Tennessee

Rafael Luis García sostiene en la mano uno de los premios "Grammy" que le dieron al "Rey del country" / R. L. G.

"Fue muy emocionante reencontrarnos tantos miembros de la familia y hacerlo además, curiosamente, el año que se conmemora el centenario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre España y Estados Unidos. Reparamos en este hecho y celebramos por todo lo alto la reunión de las ramas española, americana y cubana de nuestra familia. También hubo un emotivo momento para glosar la historia de nuestro abuelo, el que lo empezó todo cuando decidió emigrar desde Villalegre a Cuba", narra Rafael Luis García, ya de vuelta de su viaje trasatlántico.

De todo eso se habló en la mansión de Johnny Cash construida cerca del lago Hendersonville, donde hoy vive su primogénito y su esposa la cantante Ana Cristina Cash, que tiene el honor –entre otros a lo largo de su carrera– de haber sido la primera hispana que cantó en la toma de posesión de un presidente de Estados Unidos (George W. Bush, en 2005). No podía faltar la música en una cita tan especial y en la sobremesa Ana Cristina Cash cantó el "Ave María" de Schubert y el himno de Cuba, tras lo cual le pasaron el micrófono a Rafael Luis García, quien recordando su etapa como miembro del coro de la Escuela de Artes y Oficios y por hacer un guiño a la tierra común, cantó "Carretera de Avilés".

La "Carretera de Avilés" llega a Tennessee

Foto familiar del clan de los García iniciado en Villalegre (Avilés) y sus parientes políticos / R.L.G.

Como regalo a los anfitriones, los García-Gil entregaron un cuadro pintado por Favila que recrea la visita que realizaron los Cash a Asturias en noviembre de 2022 y en la que se animaron a cantar en el Club Náutico de Salinas para deleite del público. El encuentro familiar también sirvió para comenzar a planificar el próximo viaje a Asturias de Marisa Álvarez, una de las primas de Rafael Luis García residentes en Miami: "Vendrá en septiembre, coincidiendo con los actos que prepara Avilés para celebrar el centenario del establecimiento de relaciones hermanas con San Agustín de la Florida. O sea que estará como en casa: rodeada de estadounidenses", bromea el futuro anfitrión.

Rafael Luis García y Manuel Gil aprovecharon también su viaje a Tennessee para hacer lo que cualquier turista: visitar el Johnny Cash Museum y el Country Music Hall of Fame and Museum, que condensa la historia de los grandes músicos del country y el blues; y recorrer Broadway Street, una vía llena de "honky tonks" (bares donde todos los días y a todas horas hay música en vivo... country como es obvio). "Yo fui toda la vida muy de música caribeña, pero después de haber pisado esa calle y oír tanto country empiezo a dudar", apunta el viajero.

Suscríbete para seguir leyendo