Los gastos de vivienda ahogan: Cáritas advierte del aumento de pisos compartidos en la comarca de Avilés

La ONG atendió a un total de 951 hogares en el arciprestazgo de Avilés en 2023, el 35% de ellas eran familias que acudían por primera vez

Usuarios y trabajadores de la casa «Luz Rodríguez Casanova» de Cáritas en una jornada de puertas abiertas. | M. V.

Usuarios y trabajadores de la casa «Luz Rodríguez Casanova» de Cáritas en una jornada de puertas abiertas. | M. V.

Myriam Mancisidor

El resultado de una fórmula, aparentemente sencilla pero profundamente influyente, define las condiciones de vida de las familias: ingresos menos gastos. El equilibrio entre ambos componentes –que marca la salud de cualquier economía, ya sea doméstica o de gran escala– encuentra en la vivienda el elemento central que más desajustes genera. Así lo certifica Cáritas, que solo en el arciprestazgo de Avilés destinó ocho de cada diez ayudas a cubrir necesidades básicas (alimentación, por ejemplo) y gastos derivados de la vivienda (recibos, suministros...), que se ha convertido en un gran pozo sin fondo para numerosas familias, sobre todo para aquellas con menos ingresos y riesgo de exclusión.

Cáritas atendió a lo largo de 2023 a un total de 951 familias (hogares), un dos por ciento más que en 2022 y muy por encima de 2021, cuando el arciprestazgo colaboró con 740 hogares. De los que llegaron a la ONG católica el año pasado, 333 lo hicieron por primera vez; es decir, el 35 por ciento: el 66 por ciento eran inmigrantes y el 34 por ciento "de origen autóctono". En relación al tipo de vivienda que ocupan, según los datos recogidos en la última memoria, el 64 por ciento de las personas que se estrenaron como demandantes de ayuda habitaban en viviendas alquiladas y un 24 por ciento en pisos compartidos.

Y aquí una alerta de Cáritas: "Se está produciendo un aumento de este tipo de hogares relacionado con las dificultades que tienen muchas familias para acceder o mantener una vivienda individual. Es necesario destacar que la vivienda compartida guarda una relación estrecha con las situaciones de exclusión residencial relacionadas con la vivienda insegura". Esta situación no es única del arciprestazgo de Avilés: en un intento por encontrar soluciones económicas y sostenibles, cada vez más familias se ven obligadas a recurrir a fórmulas como el subarriendo de habitaciones. En apenas cinco años, el porcentaje de familias con esta casuística ha experimentado un notorio aumento en el país, llegando al 6,6% en 2022, según la ONG.

En cuanto a los principales tipos de hogares acompañados por los servicios de acogida de Cáritas predominan los hogares con menores, que representan el 37 por ciento de los 951 atendidos en 2023. En relación al tamaño del hogar, se repite el compuesto por cuatro personas: la edad media de los adultos oscila entre los 35 y 39 años. Están también los hogares monoparentales, que suponen el 17 por ciento del total de los atendidos por Cáritas.

"Las situaciones de dificultad son comunes al conjunto de los hogares monoparentales, pero mucho más intensas en aquellos en los que la sustentadora principal es una mujer", señalan. El rostro de los hogares monoparentales acompañados por Cáritas en Asturias durante el año 2023 es el de una mujer de entre 40 y 44 años que tiene a su cargo al menos a un hijo. Están también para Cáritas los hogares unipersonales: "Vivir solo aumenta el riesgo de encontrarse en situación de exclusión y pobreza. Y se debe a que afrontar los gastos relacionados con la vivienda se hace muy difícil para las personas que viven solas y que cuentan con ingresos procedentes de trabajos precarios o de las rentas mínimas, que no posibilitan atender de manera digna todos los gastos mensuales". En este apartado están también los hogares habitados por personas mayores de 65 años, la mayoría mujeres.

Más de medio millar de personas participaron en el programa de empleo: 197 lograron trabajo

Cáritas arciprestal de Avilés está compuesta por 21 Cáritas parroquiales así como por programas, proyectos y servicios comunes. A lo largo de 2023, la ONG de la Iglesia ofreció ayuda a un total de 2.103 persona en situación de mayor exclusión social (951 familias). Esta actividad fue posible gracias a las 254 personas voluntarias. Entre las acciones que desarrolla Cáritas, además de la entrega de ayudas, cuentan otras acciones en el territorio. Por ejemplo: el acompañamiento mediante acciones de prevención y apoyo con los menores y sus familias en el Centro de Día Colores, donde en 2023 se atendieron a 51 personas (28 niños) o en el programa de empleo e inserción sociolaboral, donde el año pasado se acompañaron a 525 personas de las cuales 197 encontraron trabajo. En Cáritas se ofrecen también cursos de formación en agricultura ecológica y jardinería (ahora hay 28 personas en formación) y acogida en la casa "Luz Rodríguez Casanova", para personas que presentan un recorrido de sinhogarismo largo. La entidad social cuenta también con seis viviendas en Avilés para uso temporal, servicio de orientación jurídica y una empresa de inserción: Koopera Astur, de venta de ropa de segunda mano.

Suscríbete para seguir leyendo