La ría de Avilés ya tiene seis microarrecifes (te contamos cuál es el objetivo de este proyecto del Puerto de Avilés)

El objetivo que se persigue es "restaurar la vida marina y compensar el impacto de las actividades industriales pasadas y presentes desarrolladas en toda la cuenca vertiente y en el entorno inmediato de la ría de Avilés"

Operarios instalando los microarrecifes.

Operarios instalando los microarrecifes.

Myriam Mancisidor

Myriam Mancisidor

El Puerto de Avilés ya ha instalado seis microarrecifes biomiméticos de bioregeneración marina creados por Ocean Ecostructures en zonas del muelle de Niemeyer y caseta de Prácticos. "Ahora solo queda esperar a que la vida surja en ellos, controlando el proceso durante los próximos dos años con un seguimiento y monitorización semestral de la biodiversidad, biomasa, generación de oxígeno y secuestro de CO2 de las unidades", explican desde el Puerto de Avilés. Con este proyecto piloto se busca la potenciación y enriquecimiento de la vida marina local; es decir, convertir la ría de Avilés en un gran acuario. El objetivo que se persigue es "restaurar la vida marina y compensar el impacto de las actividades industriales pasadas y presentes desarrolladas en toda la cuenca vertiente y en el entorno inmediato de la ría de Avilés". Este proyecto se enmarcaría en la apuesta que desde el Puerto se está realizando por el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad.

La Autoridad Portuaria ya ha publicado el pliego de prescripciones técnicas, asesorada por la empresa Ocean Ecostructures. Se trataría de implementar "un sistema para la creación de arrecifes artificiales para favorecer el desarrollo e implantación de vida en espacios degradados como modo de recuperación y mejora de la biodiversidad", resumió hace unas semanas Rodríguez Vega del sistema instalado en estos últimos días.

El impacto

Según los estudios realizados por la empresa Ocean Ecostructures, entre las mejoras ambientales que se consiguen con estos proyectos se encuentran la generación de biomasa, regeneración de la biodiversidad, mejora de la calidad del agua, captura de CO2, generación de oxígeno, y aumento de resiliencia frente a especies invasoras. Además, tiene un importante impacto social y permite el desarrollo de programas educativos y concienciación para atraer más visitantes y promover el turismo sostenible.