Las obras para remodelar la fábrica de Fertiberia darán trabajo a 300 personas de media al día: este es el plan

Los trámites previos de ingeniería y licencias se prolongarán durante un año y la ejecución material de los trabajos llegará hasta 2028

Instalaciones fabriles de Fertiberia en el concejo de Corvera. | Miki López

Instalaciones fabriles de Fertiberia en el concejo de Corvera. | Miki López

Marián Martínez

Marián Martínez

La reforma integral para la tecnificación y automatización de la planta de Fertiberia en la comarca de Avilés no supondrá solo un incremento de la producción, sino que la propia ejecución conllevará la creación de empleo. Se calcula un proyecto de estas características puede implicar una media de 300 trabajadores especializados al día durante los tres años que se prevé que durarían las obras. El objetivo es que puedan empezar físicamente en el otoño de 2025.

Fertiberia ha conseguido una ayuda pública de 60.886.529 euros a través del PERTE de descarbonización para ejecutar un proyecto cuya inversión podría superar los 250 millones de euros, y que aseguraría la presencia y producción de la compañía en la comarca de Avilés durante al menos tres décadas más.

El proyecto elaborado por Fertiberia supone renovar la cabecera actual por otra con la última tecnología, un paso clave para que la compañía de fertilizantes pueda en el futuro alcanzar las cero emisiones de gases contaminantes durante su proceso productivo. De hecho, sin este paso previo será imposible que la planta avilesina pueda afrontar el proceso de descarbonización e incorporar el hidrógeno verde en la fabricación de fertilizantes. Pero hasta que llegue ese momento, el proceso productivo en las renovadas instalaciones generará energía a partir del calor de reacción como para abastecer al conjunto de la factoría, que será autosuficiente energéticamente.

La ejecución del proyecto de modernización ideada por Fertiberia para sus instalaciones fabriles en Avilés será compleja y cargada de trámites burocráticas en diferentes estancias (estatales, regionales y municipales), y todas ellas con sus estudios y plazos temporales. El primer paso es que la concesión de la ayuda anunciada por el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Se abre entonces un plazo en el que el grupo industrial debe aceptar la subvención y que su consejo de administración apruebe definitivamente el proyecto.

Comenzará entonces el proceso silencioso de la ejecución del proyecto bautizado como «Nitro». Dicho de otra manera, se iniciarían con carácter casi inmediato los trabajos de ingeniería, tramitación de licencias y preparativos en la factoría previos a la ejecución efectiva. Las distintas fuentes consultadas señalaron que ese procedimiento se puede prolongar durante aproximadamente un año. Después, se calcula que en otoño de 2025, empezará la ejecución física de las obras, que además se deberá compatibilizar con el mantenimiento de la producción para no restar competitividad a la planta avilesina.

La producción anual de fertilizantes en las instalaciones fabriles avilesinas es de 465.000 toneladas actuales, y con la inversión prevista se calcula que podría aumentar en un 25%, aunque se ha llegado a apuntar incluso que podría duplicarse y situarse en una horquilla de entre 950.000 y un millón. En cualquier caso, ni el porcentaje ni las cifras son definitivas.

Las fuentes consultadas coincidieron al señalar que esa ejecución física de las obras se traducirá en creación de empleo, que en los momentos más álgidos de las obras pueden llegar a ocupar hasta 300 personas al día. Otro aspecto es el perfil de los profesionales implicados en el proceso, que abarcarán desde especialistas en construcción hasta la automatización y digitalización para la puesta en marcha. Todo un desafío.

Suscríbete para seguir leyendo